Comité de calidad y seguridad del paciente justificación



Yüklə 31.42 Kb.
tarix20.02.2018
ölçüsü31.42 Kb.

COMITÉ DE CALIDAD Y SEGURIDAD DEL PACIENTE

Justificación

  1. El Colegio Médico del Perú, mediante la ley de su creación recibe el mandato de velar por el ejercicio ético de profesión médica; contribuir al adelanto de la ciencia médica, y propender a mejorar la salud individual y colectiva y cooperar con los poderes públicos en defensa de la salud. De ello se colige que es actor político relevante en la formación de la política de salud.

  2. En esta orientación, debe comprenderse la participación del CMP en los Consejos de Salud creados como instancias coordinación y concertación de la política pública en salud y sea participando directamente en el Consejo o en las comisiones especializadas, tanto el decano como los demás representantes del Colegio actúan como voceros de posiciones construidas colectivamente como corresponde a una organización cuyas instancias de gobierno son de carácter colectivo: Consejo Nacional y Comité Ejecutivo del Consejo Nacional; pero que además cuentan con comités asesores permanentes o transitorios conformados con el objetivo de analizar problemáticas específicas de salud y elaborar propuesta de políticas institucionales o públicas en los campos de su competencia, construyendo de esta manera una agenda centrada en los problemas de la política pública en salud o agenda político-sanitaria, diferente a la agenda que recoge los problemas de la institución médica (disciplina y profesión) a la que podemos denominar agenda médica.

  3. Adicionalmente, la proximidad de las elecciones nacionales crea un contexto favorable para desarrollar el debate y proponer reformas frente a los grandes problemas del desarrollo sanitario nacional, generando un espacio de debate propicio para la difusión e incidencia política de las propuestas. No siempre se tiene esta oportunidad, no debiésemos desperdiciarla.

Una agenda del CMP para la política de salud

En la construcción de la agenda de la política de salud o político-sanitaria deben confluir tres vertientes:



  • Diseño de modelos y estrategias de atención sanitaria frente a las prioridades sanitarias nacionales

  • Diseño de modelos y estrategias de desarrollo del sistema de salud y sus componentes

  • Diseño de modelos y estrategias de intervención sobre los determinantes de la salud

En cada caso se recomienda seguir el proceso de formulación de la política pública: análisis de problema, diseño de alternativas, evaluación de las alternativas propuestas, generación de consenso intra-institucional y social, adopción institucional de la propuesta, difusión e incidencia política.
La construcción y desarrollo de la agenda político-sanitaria exige, por su complejidad y amplitud, la participación los miembros de la orden de mayor calificación, convocados básicamente en el Comité de Salud Pública, aunque también operan los comités asesores de Calidad y Seguridad de la Atención; Medicina Tradicional, Alternativa y Complementaria y Salud Ambiental, que abordan de manera especializada estos asuntos. Al margen de las diferencias organizativas, el funcionamiento de estos comités debiese responder a claras orientaciones de política institucional, acordadas por los órganos de gobierno y lideradas por el decano y el vocal responsable del Comité de Salud Pública. Estas orientaciones han de precisar prioridades, objetivos y resultados esperados del conjunto y así como el aporte de cada comité, que operen a modo de compromisos de gestión contra los cuales se asignen recursos, y se monitorice los avances y logros, debiendo realizarse la rendición de cuentas ante el Consejo Nacional y la orden en su conjunto al culminar la gestión decanal. La propuesta de política sanitaria del CMP es la materia básica de un programa de incidencia política en salud que liderado por el Colegio convoque a diversos actores, principalmente otros colegios profesionales, organizaciones de salud, gremios, colectivos sociales, etc., en su realización.

A su vez, estos comités deben estar conformados por miembros de la orden de comprobada capacidad y experiencia, sin prescindir de la participación de profesionales más jóvenes, que en conjunto hagan de cada comité un foro de debate y producción de propuestas informadas por la evidencia científica y el conocimiento experto. La producción y dedicación y de los miembros de los comités debe ser reconocida e distinguida públicamente en coordinación con el Comité de Distinciones Honorificas del Colegio.



Calidad de la atención, como componente de la política de salud

La calidad constituye junto con la cobertura y el costo una característica intrínseca de la atención de salud y es componente básico de cualquier modelo y estrategia de la atención, aunque en nuestro país, en términos generales, se encuentre bastante descuidada. Múltiples factores abonan a esta situación. Desde la perspectiva del proveedor de atención se puede anotar: el prejuicio establecido sobre la “alta calidad intrínseca” de la atención provista por el proveedor (médico u otro), el escaso conocimiento conceptual y de modelos y estrategias de intervención en calidad, la ausencia reconocimiento de la calidad como derecho ciudadano unido a la escasa voluntad política en su priorización y factor de inversión; desde la perspectiva poblacional se puede señalar la débil conciencia del derecho a la atención con calidad y por lo tanto indexarla a la capacidad adquisitiva (calidad como bien meritorio), esto conduce a una baja expectativa poblacional y cierta resignación social a convivir con la mala calidad de atención.


El Colegio expresó tempranamente su interés en este campo, actitud ratificada con la creación del Comité de Calidad y Seguridad, durante el 2008, como comité asesor permanente cuyas funciones quedan definidas en su reglamento (art. 64.15) aunque es necesario atingir aspectos de su carácter y función.

(1) la creación de este comité de manera diferenciada y paralela al Comité de Salud Pública si bien le otorga mayor visibilidad al este importante asunto, también fragmenta el desarrollo de propuestas de política de salud, generando la exigencia de un esfuerzo adicional de coordinación entre estos y otros comités en igual situación, bajo el liderazgo del decanato;

(2) las funciones asignadas olvida los aspectos centrales que son la formulación de propuestas de políticas, normas e instrumentos realizados en cooperación con la autoridad en salud o para producir incidencia política para su aprobación.

Asuntos de la Calidad de Atención relevantes en la agenda político-sanitaria del CMP

A continuación se presentan y sustentan brevemente los cuatro asuntos de mayor relevancia para el desarrollo de la calidad en los que el CMP debiese contribuir, pues constituye problemas sustantivos respecto de la calidad de atención de salud.



  1. Actualización de la Política Nacional de Calidad en Salud y del modelo de Sistema de Gestión de Calidad en Salud

El 2009 la Autoridad Sanitaria formuló la Política Nacional de Calidad en Salud, hito a tenerse en cuenta pese a que no se estableció un proceso de implementación ordenado y coherente. Luego de cinco años de formal vigencia requiere ser revisada y actualizada a la luz de los cambios operados en el sistema de salud, pero sobretodo requiere ser implementada. De igual manera, el 2001 se aprobó un modelo de sistema de gestión de calidad en salud, que si bien propone avanzar en la gestión sistémica de la calidad, no establece objetivos, procesos ni instrumentos de operación para alcanzar este propósito, de allí que su revisión y actualización, como estrategia de la política de calidad sea indispensable. El Colegio participó activamente en la formulación de la normatividad citada y es menester que continúe haciéndolo.

  1. Seguridad de la atención de salud

Históricamente, la seguridad es concebida como el atributo fundamental de calidad de la atención, debido a los riesgos de daño a la salud que acarrea toda intervención sanitaria, en los usuarios, proveedores y la sociedad en pleno. Su abordaje tanto desde un enfoque preventivo como reparativo integra buena parte de los demás atributos de la dimensión técnica de la calidad. Los estudios internacionales realizados desde fines del siglo pasado pusieron en evidencia las enormes falencias de seguridad de los sistemas de atención obligando a producir estrategias de abordaje integral, la Seguridad del Paciente es justamente la estrategia que ha logrado reconocimiento mundial al comprometer a las organizaciones sanitarias internacionales (OMS, Comisión de Salud de la UE, OPS, etc.). El Perú ha participado de algunos estudios internacionales que dan cuenta de nuestra situación en seguridad de la atención, también se han realizados diversas actividades de sensibilización y capacitación sobre este asunto, pero aún no se tiene una propuesta que concrete y adapte la estrategia de seguridad del paciente de manera integral a nuestra realidad de atención y en general es poco lo avanzado en el campo. El Colegio debe participar activamente en el proceso de elaboración de esta propuesta y, en la medida de lo posible, liderar el este proceso.

  1. Evaluación la calidad desde la perspectiva de las personas

La perspectiva de las personas es una dimensión central de la calidad pues son ellas, en último término, quienes juzgan la calidad de la atención recibida. Por mucho tiempo se supuso que este juicio se recogía apropiadamente al medir el nivel de satisfacción de los usuarios de los servicios, como si este consumo fuese el de cualquier bien provisto por el mercado. Actualmente hay consenso en reconocer la limitación de este abordaje, nuevas corrientes tales como la “medicina centrada en las personas” o la “humanización de la atención”, buscan poner de relieve la condición persona humana, su dignidad y autonomía que involucra múltiples factores éticos, sociales, culturales y políticos y no simplemente su condición de usuario o consumidor de un bien sanitario. Evaluar estos factores requiere de nuevos abordajes que vienen siendo explorados por diferentes investigadores, principalmente desde la OMS bajo el nombre de responsiveness o trato digno. Es necesario analizar en profundidad este asunto y proponer los mecanismos e instrumentos más adecuados para evaluar apropiadamente esta dimensión de la calidad, tarea que sin duda debe comprometer los esfuerzos del Colegio.

  1. Estandarización de la atención y adhesión a los estándares

Posiblemente, uno de las mayores insuficiencias en el desarrollo de la calidad de la atención sea la ausencia de estándares de la atención tanto de estructura (especificaciones técnicas de los recursos para la atención), procesos (GPC, protocolos, flujos, rutinas, etc.) y resultados esperados de la atención a corto, mediano y largo plazo. Sin estas orientaciones la intervención “hard” en calidad está ausente de norte. Adicionalmente, en muchos casos cuando se han elaborado y adoptado formalmente estándares, estos lo logran la adherencia de los prestadores, principalmente de los profesionales médicos y aduciendo diferentes razones que es necesario abordar. Esta son tareas que por su envergadura que compromete muchos esfuerzos de varias instituciones lideradas por la Autoridad Sanitaria y de diferentes tipos de conocimientos, pero donde el Colegio esta exigido a contribuir de manera sustantiva en un trabajo institucional e integrado que comprometa además al Comité de Salud Pública, así como a las Sociedades Médicas.

Estrategias

  1. Relación estrecha con la Autoridad Sanitaria: Se debe expresar el mandato legal de “propender a mejorar la salud individual y colectiva y cooperar con los poderes públicos en defensa de la salud”, esto exige un trabajo estrechamente coordinado con los órganos de la Autoridad Sanitaria directamente relacionados con el asunto, además de la necesaria coordinación con los organismos reguladores y prestadores. En consecuencia, se requiere activa participación en el Comité de Calidad del Consejo Nacional de Salud y estrecha coordinación con la DGSP/DC, SUSALUD, IGSS, Unidades de Calidad de ES-SALUD, Sanidades de las Fuerzas Armadas y Policiales y sector privado

  2. Reorganización y dotación de normas de funcionamiento al Comité de Calidad y Seguridad

  • Calificación de su membresía: presencia básicamente de expertos en el tema, esto es de especialistas en calidad, así como, de especialistas en la atención de salud. Los colegas “interesados” en adentrarse en el campo pueden colaborar en la medida de su interés e involucramiento.

  • Representación institucional: en concordancia con lo anterior, es fundamental la presencia de médicos generales y especialistas que ejercer como proveedores de la atención de salud representando formalmente a sus instituciones (sociedades médicas, asociaciones y otros). Esta medida fortalece la institucionalidad de la comisión

  • Especialización: El Comité se organizará en Grupos de Tarea que serán los espacios de producción de propuestas específicas de política pública en calidad (lineamientos, normas, instrumentos, etc.) con las cuales se realizará incidencia política.

  • Equipo Consultor: debido a la envergadura de las tareas propuestas seguramente se requerirá la presencia de expertos no médicos (otras profesiones de la salud, ingeniero especialista en operaciones, marketing social, etc.) según sea el caso invitaremos a estos expertos a reuniones de consulta.

  1. Gestión por Resultados: El Comité elaborará su plan de trabajo para analizar y proponer propuestas de política en las áreas previamente priorizadas. Este Plan de trabajo especificara productos tangibles y resultados en incidencia política, así como, los recursos necesarios; ordenados mediante un cronograma que especifique metas globales y avances parciales contra los cuales se produzcan el desembolsos de recursos

  2. Talleres de integración y análisis conjunto de las contribuciones del CMP con la política pública en salud: Según se mencionó el mandato recibido por el CMP para contribuir de manera relevante en la formación de la política de salud tiene carácter integral, además de ser una tarea altamente compleja. Esto exige la elaboración de propuestas integrales. En tal sentido el Comité de Calidad y Seguridad debe interactuar permanentemente con el Comité Salud Pública y otros de similares características, bajo la orientación político institucional del decanato, a fin de construir propuestas eficaces.

  3. Incidencia política: es necesario realizar un conjunto de acciones tendientes a incidir con nuestras propuestas sobre la decisión de los decisores de política (MINSA y otros) tales como de difusión, capacitación, cabildeo, etc. Esto supone un esfuerzo concertado con otros instituciones vinculadas al CMP, principalmente la Asociación de Calidad en Salud del Perú.

  4. Rendición de Cuentas: El Comité de Calidad y Seguridad ( no solo él) está obligado a realizar rendición de cuentas de sus actividades, productos, resultados, realizados en el cumplimiento de su mandato, debido a su carácter de organismo público no estatal y al consumo de recursos de esta misma naturaleza. Es indispensable que el Comité se presente y exponga al escrutinio del Consejo Nacional, por lo menos al inicio y al finalizar su gestión. Los informes escritos (parciales y finales) complementan pero no suplen esta actividad central

  5. Publicación de resultados: Los avances en el análisis y construcción de propuestas son material de debate público mediante foros que deben ser publicados para comprometer a la profesión en este construcción, para este fin se creó un órgano especializado el CMP con el nombre de CUADERNO DE DEBATES EN SALUD

OLG/Feb. 2016

Propuesta de conformación del Comité de Calidad y Seguridad del CMP

Para el cumplimiento de sus fines el Comité se conformará en Grupos de Tarea que aborden los asuntos antes planteados. Cada Grupo de Tarea tiene un coordinador y un número no mayor a tres integrantes propuestos por conjuntamente por el Presidente de la Comisión y el Coordinador del Grupo de Tarea. Los miembros propuestos para el Equipo Coordinador son:



Lazo Gonzales, Ángel Oswaldo

Médico Cirujano (UNMSM), Doctor en Medicina (UPCH), Especialista en Pediatría, (UNMSM), Especialista en Administración de Salud (UPCH), Magister en Administración de Salud (UPCH), Profesor Principal de la Facultad de Salud Pública y Administración de Salud (FASPA) de la UPCH. Diploma de Gestión de la Calidad (CIEES-México) Diploma del Programa de Gestión de Calidad (Instituto de Calidad –PUCP).

Ex Director de la Oficina de Planificación Sectorial (MINSA), Ex Director de la Dirección General de Salud de las Personas (MINSA), Ex Coordinador General del PARSALUD Ex Coordinador del Componente de Calidad de Proyecto de Iniciativa de Políticas de Salud, Ex Profesor Asociado de la Facultad de Medicina de San Marcos, Consultor de Calidad en Salud de proyectos de la Cooperación Belga, Holandesa, OPS, UE, MINSA. Diversas publicaciones en calidad y políticas públicas en salud.
Marchena Reátegui, Pedro

Médico Cirujano (UNMS), Especialista en Administración en Salud (UPCH), Diplomado en Gerencia en Salud Pública por la Universidad Nacional Autónoma de México,  Egresado de la Maestría de Salud Pública (UPCH), Profesor Auxiliar de la de la Facultad de Administración y Salud Pública de la UPCH en el Área de Gestión Sanitaria y Gestión de la Calidad.

Ex Jefe de la Oficina de Descentralización (MINSA), Ex Asesor del Despacho Ministerial, Ex Consultor del Área de Gestión y Políticas Públicas del Proyecto Policy (USAID), Consultor en Gestión Pública en Salud del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), Consultor en Planificación e Proyectos de Inversión en Salud (MINSA, ESSALUD).
Miguel de la Cruz, Luis Enrique

Médico Cirujano (UNMSM), Especialista en Administración en Salud (UPAO), Egresado de la Maestría en Salud Pública (UPCH), Diplomado en Gerencia de Servicios de Salud (UPCH), Diplomado en Auditoría Médica basada en Evidencias (UNICA), Evaluador Externo de Acreditación de Servicios de Salud y Categorizador Especializado de IPRESS de SUSALUD (Certificado por la PUCP). Miembro del Equipo Técnico de la Dirección de Calidad en Salud (DGSP-MINSA)

Ex - Director de las Redes de Salud Vítor Fajardo y Centro de la DIRESA Ayacucho, Ex - Integrante de Equipo de la Gerencia de Operaciones del SIS; Ex -Director Médico de la Gerencia de Control Prestacional y Auditoría Médica de la Gerencia Central de Prestaciones de ESSALUD, Ex Sub Gerente de Capacitación y Formación Profesional de la Gerencia Central de Gestión de las Personas (ESSALUD); Ex-Coordinador de Gestión en Salud de la SECCOR (MINSA); Especialista la Intendencia de Supervisión de IPRESS (SUSALUD). Ha realizado consultorías e investigación en planificación y proyectos en salud, evaluación de la calidad de atención, control de los servicios de salud y sistemas de información en salud.
Santivañez Pimentel, Álvaro Cesar

Médico Cirujano (UNMSM), Especialista en Obstetricia y Ginecología (UNMSM), Egresado dela Maestría de Administración Internacional de Salud y Desarrollo de la Universidad de Birmingham UK, Diplomado en Auditoria Medica (UNMSM), Diploma de Auditoria en Docencia Universitaria en Salud (UNICA). Profesor Asociado de la de la Facultad de Medicina Humana de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Gerente de Seguridad del Paciente y Humanización de la Atención de la Oficina de Gestión de la Calidad de ESSALUD.



Ex – Director de Servicios de Salud (MINSA), Ex Miembro del Equipo Técnico de la Dirección de Calidad en Salud (MINSA), Ex – Coordinador de la Oficina de Gestión de la Calidad del Hospital San Bartolomé, Asesor en Gestión de Calidad de la Gerencia Regional de Salud del Callao. Diversas publicaciones sobre calidad y seguridad del paciente en medios nacionales e internacionales.




Dostları ilə paylaş:


Verilənlər bazası müəlliflik hüququ ilə müdafiə olunur ©muhaz.org 2017
rəhbərliyinə müraciət

    Ana səhifə