“discurso de asunción faca periodo 2007/2009

Sizin üçün oyun:

Google Play'də əldə edin


Yüklə 36.62 Kb.
tarix15.12.2017
ölçüsü36.62 Kb.

DISCURSO DE ASUNCIÓN FACA PERIODO 2009/2011”
Comprometimos dos años atrás la profundización del trabajo y del cambio; y confiamos en la consigna que “los Colegios son la FACA”. Hoy está más viva que nunca.

Los próximos dos anos nos enfrentaran a desafíos importantes desde adentro y desde afuera de la abogacía

Además de atender todas las urgencias que la realidad nos presentará en qué debemos entregar todo en nuestro trabajo diario?



  1. En relación a la abogacía y su ejercicio debemos seguir profundizando nuestra atención con decisión y convicción en la problemática de la formación universitaria de nuestros estudiantes y jóvenes abogados porque hoy sigue siendo no suficiente para lo que necesita el ciudadano.

  2. El acceso a la profesión y la formación educativa del estudiante de derecho debemos afrontarlo de manera decisiva porque está en juego el respeto a esos estudiantes y jóvenes abogados, a la vez que corre riesgo el ejercicio correcto de los derechos ciudadanos y la dignidad de todos nuestros colegas.- La continua incorporación masiva de jóvenes abogadas y abogados graduados en facultades y escuelas de derecho de diversa calidad y responsabilidad es un tema a atender debiendo escapar cada Colegio a efectuar el rutinario registro de habilitación de matrícula como si nada pasara.- Hay que terminar de relevar todas esas escuelas de derecho en proliferan por el país y avanzar en el debate nacional frente a la sociedad y al Ministerio de Educación de la Nación para corregir tales deficiencias.

Para paliar este déficit aprobamos el ciclo único de formación de abogado joven debiendo tomarlo como propio cada Colegio y para cada abogado. Ese Ciclo único de formación y acceso profesional para desarrollar en cada abogado y abogado las estrategias y conocimientos profesionales que no se confunden con los contenidos curriculares universitarios, se concretará con la formación de los formadores desde FACA para lograr un nivel mínimo homogéneo que le permita acreditar por dos anos al joven abogado que ha adquirido tales conocimientos. En esta línea debemos concretar un decisivo diálogo con los estamentos universitarios y las autoridades educativas nacionales para ensamblar una solución que de respuesta y satisfacción a todos, sin demagogias, postergaciones ni engaños.-


Es vital seguir luchando sin flaquezas por la libertad, independencia y seguridad personal-familiar y patrimonial del abogado, en cada día, en cada instante. Debemos estar más atentos que nunca para evitar o morigerar todas las acechanzas y amenazas que sufre la abogada y abogado en su ejercicio cotidiano, en todos los fueros y jurisdicciones y en especial en la defensa por los derechos humanos. Seguimos expuestos a un tiempo de amenazas y violencia extrema expresa o silenciosa contra la abogacía que exige nuestra alerta y acción.- La problemática de las incumbencias nos ocupo mucha atención en estos dos años, los próximos nos debe encontrar juntos para preservar las incumbencias y desarrollar nuevos campos tales como el arbitraje, la mediación y la conciliación, siempre en el marco del derecho y la tarea del abogado.
Estuvimos atentos a los menoscabos del secreto profesional acompañando con éxito la causa Halabi Ernesto contra Estado Nacional sobre inconstitucionalidad de la ley espía, pero ahora debemos estar más atentos frente a la vulneración ilegal del de los derechos ciudadanos a la intimidad y a estar solo con uno mismo y el secreto profesional que no está en riesgo sólo de nuestro país bajo la excusa de defender la seguridad del Estado, de la lucha contra el narcotráfico o el lavado de dinero.- En los países más desarrollados, en estos momentos, se está violentando ese secreto lo que obliga a prevenir repeticiones de esa envergadura.-
Debemos recordar, a las abogadas y abogados la defensa del prestigio de nuestra profesión frente al trato que nos dispensan los jueces y miembros del Ministerio Público, y otros poderes del estado, reclamando un trato igualitario a la investidura de la Justicia porque sabemos que sin abogados no hay Justicia y sin abogado libres e independientes no hay estado de derecho. Esta defensa del prestigio permitirá lograr que cada día, en cada Juzgado, en cada trámite donde deba un Abogado intervenir seamos respetados como tales y con ello, se respete al ciudadano.-

Debemos bregar porque se entienda que la justicia es un servicio al pueblo y que los jueces son servidores. Por ello debemos exigir que los responsables del Poder Judicial cumplan sus obligaciones cotidianas, a tiempo, con dedicación y calidad.- Debe darse un cambio de conducta y de valores para que la Justicia llegue a todos.-


Debemos seguir detenidamente cambios legislativos que dignifiquen el honorario del abogado para dignificar la profesión y ratificar que el honorario no es un precio y nuestra labor no es una mercancía.-

Hay que concretar la solidaridad nacional de toda la abogacía argentina sintiéndonos abogadas o abogados igual sin importar el lugar, la región, la latitud o el paralelo en que estemos.- Soy abogado igual y único en cada espacio de este bendito país, sin distinciones, discriminaciones ni sometimientos. Es decir, somos libres y como abogacía eso proclamamos y reclamamos.-
En lo institucional debemos redoblar nuestro trabajo por la mejora de la calidad del Estado de Derecho en todos los ámbitos del país.-
Constatamos la falta de respeto a la división de poderes; el abuso del poder, el clientelismo político que existe y que se afianza; la pérdida de la acción legislativa frente al avasallamiento del poder ejecutivo sobre el legislativo y el avance sobre el judicial; la lesión a la libertad de prensa, la falta de acceso a la información pública, la falta de concreción de los derechos del niño y del adolescente, la pendencia de los derechos de la mujer y del genero, la lucha contra el racismo y toda forma de discriminación, el avance contra nuestra profesión bajo el argumento de luchar contra el lavado de dinero, el delito organizado y el narcotráfico; la pérdida de calidad de la independencia judicial y el acoso que padece la justicia desde sectores poderosos públicos o privados; la carencia del acceso a la justicia excluyendo de ello a los pobres de manera decisiva; la falta de sentencias en tiempo razonable; la baja calidad de los Poderes judiciales y sus superiores tribunales de justicia de las provincias más el agregado de la Corte Federal de limitar cada vez más la apertura del recurso extraordinario federal. Se está concretando una insatisfacción de justicia con origen en cada provincia sin que éstas hayan hecho los cambios esperados.-
La realidad de los Consejos de Magistratura y Jurados de Enjuiciamiento nos plantea un desafío muy particular pues observamos y denunciamos que los mismos son cooptados desde el sector político dominante. Vemos que tales institutos aparecen frente a la ciudadanía como grandes simulaciones que encubren los mismos o peores desvíos de antaño.- Nuestra lucha en esto debe profundizarse y no puede tener flaquezas pues no está en juego la tarea profesional del abogado en tal defensa, sino la Justicia misma en cuanto poder independiente y garantizador a todos en igualdad.-

Hemos escuchado en estos días que frente a la reforma de la ley del consejo de la magistratura y jurado habría existido de parte de sectores de la sociedad argentina pecado de omisión porque entonces muchos sectores no se enfrentaron con el gobierno ante la reforma. Los Abogados y la FACA podemos recordar que no nos abarca ese juicio por dimos nuestra palabra y fundamentos en momentos poderosos del gobierno y ante la adversidad fuimos a la justicia y demandamos por la inconstitucionalidad de la ley. Nuevamente la respuesta de la Abogacía argentina fue en tiemplo real ante el problema y sin otra defensa que la de la democracia y el estado de derecho.

Frente al cambio legislativo nacional y de las legislaturas advertimos un debate y necesidad de participación en las leyes de la materia para restablecer la presencia de la abogacía en tales órganos, equilibrar la calidad institucional de los mismos y recuperar el prestigio perdido hasta hoy.
Estos defectos los vemos repetidos cuando se producen recambios en los miembros de los Superiores Tribunales de Justicia provinciales quienes son integrados sin la participación pública ciudadana para opinar sobre los mismos.-
Debemos trabajar desde la abogacía para restablecer un país federal hoy menoscabado por el centralismo del puerto y del gobierno central.- Así se ha alterado el modo institucional de gestión en cada provincia y municipio. Esto afecta nuestra profesión y la calidad ciudadana. Es impresionante el agobio fiscal frente al déficit fiscal. Agravado por la crisis financiera del año pasado el reclamo social y las movilizaciones afectan nuestra sociedad y nuestra profesión. Ello incide de manera directa en nuestros colegios y en nuestras cajas previsionales de abogados y procuradores; y en la vida diaria del abogado.-
Los próximos dos años nos encontraran transitando las consecuencias de la falta de recursos genuinos y directos de las provincias y los municipios, agravando la conflictividad social y la movilización. La caída del superávit fiscal junto a la inexistencia de una ley de coparticipación federal que cumpla con la CN, la salida en estos días de la ley de responsabilidad fiscal, la permanencia de la emergencia legal y los superpoderes presupuestarios por parte del PEN, presagian un debate conflictivo donde la abogacía no estará ausente. Además la reforma de la ley del consejo de magistratura y jurado de enjuiciamiento nacional abrirá un debate propio con las tensiones de los representantes de los estamentos de la justicia y del sector político, que nos debe tener como protagonistas.

El 2010 es el ano del bicentenario pero es el preludio electoral del 2011 a nivel nacional, provincial y presidencial. Es decir, tiempos movidos se avecinan y los abogados debemos imaginarlo y juntarnos.


Debemos estrechar filas con los principios y acciones de la previsión social de los abogados y procuradores porque ello conforma parte importante de la colegiación legal y del ejercicio de La profesión.
Debemos tener una participación decisiva en la Confederación de Profesionales Universitarios, CGP y fomentar similares entidades en cada provincia para coordinar con la CGP la representatividad de un colectivo de casi 2.000.000 de personas incluyendo los núcleos familiares o vinculados con cada profesión.

Debemos insistir en cuanto a que los Colegios debemos fortalecer la solidaridad nacional en la Abogacía argentina.- Ser abogada o abogado es igualdad, respeto, dignidad, tolerancia, dar oportunidades a todos.- La Colegiación es confianza, es credibilidad mutua.- No es sólo la ley de colegiación.--
Reiteramos con mayor convicción que todos los colegios y abogados valemos por igual pese a que alguien pueda creer, por convicción o interés, ser mejor o más grande que otros o que puedan existir diferencias por cantidad o calidad.-

Muchos Colegios y sus dirigentes son afectados en sus convicciones y labores porque se sabe que son trabajos ad honorem lesionándose la motivación, el entusiasmo, generándose desánimos, angustias y desencuentros aún con sus familias que le cuestionan en muchos casos la vocación de trabajar por el prójimo. En los llamados colegios grandes, si los hay, esos dirigentes pueden estar más protegidos que en los demás. Por lo tanto, debemos fortalecer a todos los Colegios sin distinción ni calificación alguna y acompañar incondicionalmente a cada uno para que entre todos sintamos la protección del conjunto.-

En el marco abierto de actualización del Estatuto de FACA se podrán modernizar aspectos que mejoren nuestra organización y acción apoyada en ese referente de igualdad de cada colegio federado.
Hay que abordar sin excusas la deontología de nuestra profesión, los códigos de ética de cada jurisdicción y actualizar sus contenidos y los procedimientos disciplinarios como así el control judicial posterior, fijando sus alcances. Es una pieza fundamental de la colegiación el contenido ético y así lo asumimos.

Ello integra el contenido de la colegiación legal, que debemos conseguir definitiva y completamente para la provincia del Chaco acompañando a nuestros colegios de la provincia y así cerrar el círculo de esa provincia que tiene previsión social de abogados pero no colegio de abogados, mientras que todas las restantes profesiones poseen sus cajas y colegios.


En esta labor debemos agudizar la ayuda académica para que en todos los Colegios tengamos ofertas académicas para todos los Colegas. Esa labor debemos reforzarla con el IDEL, a quien agradecemos profundamente la tarea que viene haciendo, junto con las Comisiones de FACA – de posición estratégica - y también con el convenio institucional celebrado con la Editorial Rubinzal Culzoni que coadyuva a esa mejora formativa y académica.-
En orden a la labor de los dirigentes colegiales, debemos terminar de concretar la protección a esa desinteresada tarea logrando la cobertura de riesgos con el aseguramiento a favor de todos los Consejos Directivos, Tribunales de Disciplinas y funciones colegiales.-

Muchos dirigentes son demandados o denunciados con afectación personal e institucional.- Ello es una forma de cercenar el libre ejercicio de la colegiación, coartando la libertad por medio del acecho de demandas directas.- Avanzaremos decididamente en convencer a los colegios de la bondades de una cobertura de aseguramiento nacional - que logrado como oferta propia y exclusiva a favor de los abogados- a través de cada colegio, a todas las abogadas y abogados que puedan sufrir ser demandados por su ejercicio profesional, conocido como mala praxis.-
Este desafío coincide con el cambio legislativo del gobierno nacional y provinciales. Se abre el año 2010 del bicentenario y allí los Abogados realizaremos la XVI Conferencia Nacional de la Abogacía en el Colegio de Abogados de San Isidro, a quien agradecemos haber asumido el desafío y la distinción de su realización. La consigna es “abogados: a pensar el país” y de ese temario abierto saldrán nuestra propuestas para que la Argentina sea un a mejor Nación y una mejor Democracia con Estado de Derecho.-

Ante los cambios legislativos reclamamos un diálogo institucional franco y sincero, donde seamos convocados y escuchados. Aportaremos nuestras propuestas y lo haremos en todas las jurisdicciones que así se requieran. Venimos trabajando silenciosamente y con fundamentos en distintas áreas institucionales vinculadas a la justicia y a calidad institucional, de la que tanto se habla.- Confiemos que se corrijan aspectos negativos que impiden que nuestra democracia formal sea democracia sustancial.- Para ello confiamos en los legisladores, los jueces y los políticos
Debemos terminar de consolidar la FACA en los nuevos momentos honrando a los fundadores y nuestros antecesores.- Ese será el trabajo reflexivo, responsable e integrador de la actualización del Estatuto de FACA para proyectarla rumbo al siglo XXI sin retaceos, mezquindades, recelos, egoísmos ni divisiones. El origen de la FACA seguramente se verá honrado y potenciado hacia el futuro.
Estamos convencidos que los Colegios son la FACA, todos, cada uno de nosotros, debemos tener la camiseta y la misma idea de la FACA en cada momento, en cada instante. Para ello, nosotros tenemos que tener la convicción institucional de la importancia de la FACA.-

Cada dirigente debe comprender que los valores y acciones de la Faca están en su territorio, en su espacio, en su andar. La Faca no es un ente lejano, es cercano, somos nosotros, no es ajena.

Así, las circunstancias dirigenciales nos colocan en posición de trabajo en distintos ámbitos dentro de la FACA pero a la vez en todos los ámbitos de la FACA y el espacio de una mesa directa que es circunstancial, se funda en lo importante que es la existencia de múltiples abogadas y abogadas que en permanencia trabajan , y deben hacerlo, en cada región, en cada colegio de forma concertada con la labor nacional para estar preparados a cumplir en cualquier momento las tareas múltiples que convocan a la FACA. Debemos superar diferencias momentáneas o circunstanciales por posiciones o espacios, pues todos somos parte del todo y en permanente sucesión y rotación.
Ese espíritu es el que debemos y deseamos que todos nosotros encarnemos.

Todos los colegios tienen importancia y relevancia, debiendo regionalizar sus protagonismos y la formación de dirigentes para que la circunstancial participación en la mesa directiva encuentre otros activos dirigentes comprendiendo y resolviendo los problemas locales y regionales, en un vínculo directo con la idea y acción de la FACA nacional.-



Debemos estimular la Formación jóvenes cuadros de dirigentes que relevarán en los colegios y en la FACA la conducción con sangre nueva, sana y progresista.- Por ello, la dirigencia nacional de FACA tiene que estar al lado de los dirigentes locales, de forma permanente, escuchando los problemas y encontrando las soluciones juntos.-
A los miembros de las Comisiones les agradecemos y les reiteramos similar espiritualidad de pertenencia y para que el trabajo no sólo se focalice en la FACA misma sino que se irradie y se siga irradiando hacia la ciudadanía y los colegas en cada rincón del país.-
Decididamente tenemos que avanzar en concretar la matricula federal para cerrar un capítulo pendiente en el control adecuado de los abogados en ejercicio en todas las jurisdicciones federales del país que hoy adolece de fallas y omisiones graves. La tarea está realizada y preparada. Debemos concretar ese esfuerzo para fortalecer la FACA y la calidad institucional de la justicia federal.
En lo económico avanzaremos en que los recursos no sólo provengan de los aportes de los aportes colegiales, aunque estos son esenciales.- Del presupuesto total anual mantenemos en casi un 20% de recursos que no provienen de los aportes aunque deberemos profundizar esa porcentualidad.- Deberemos mantener en este tiempo el reajuste anual de la aportación colegial para tener un paulatino y razonable crecimiento que permita darle el impulso final de institucionalización frente al crecimiento de actividades y desafíos a atender con la intención de ampliar nuestras instalaciones. Siempre en el marco de razonabilidad y prudencia con que nos manejamos.-

En nuestras relaciones internacionales, mas que nunca estamos convencidos del COADEM y del MERCOSUR. Con nuestros hermanos de la región hemos avanzado más firmemente en acuerdos estratégicos para la abogacía y la ciudadanía destacando el logro de la firma del convenio de COADEM con PARLASUR para la cooperación en la legislación de integración y construcción de ciudadanía.- Agradecemos fuertemente la presencia de la dirigencia destacada de la OAB que ha venido para este acto nuestro, que ya es de ellos también.
Hemos sostenido que suscribimos acuerdos estratégicos porque nuestra región sudamericana y centroamericana está pasando por un momento difícil de relaciones multilaterales y en especial a partir de la crisis financiera mundial que ha replanteado el G. 20 y las consecuencias en la OMC.- Las dificultades de avance del ALCA relegaron aquella pretensión y la decisión política actual de los EEUU ha transferido a Brasil, en la región, el liderazgo de coordinar las acciones de la zona.- Esto replantea el MERCOSUR y las relaciones comerciales multilaterales donde los abogados debemos tener un protagónico.- Esto incide fuertemente en las economías y en los principios institucionales con derivación hacia los servicios jurídicos.- La abogacía no es un servicio más; no es comercio; nuestro honorario no es precio; no somos parte del vinculo del comercio ; la abogacía es garantía de libertad ciudadana; el secreto profesional no es negociable; la independencia y libertad del abogado es base del Estado de Derecho; el abogado debe perfeccionarse cada día, formarse permanentemente; debemos luchar por el sistema democrático, por las bases de la República , por el respeto de la Constitución , luchar contra la corrupción y por los Derechos Humanos.-
En estos lineamientos estamos todos juntos, al igual que en la UIBA; en la UIA y en la FIA.- Entendemos que conocer y vincularnos con la realidad de nuestros países hermanos y el resto de la abogacía del mundial es crucial para entender nuestra realidad y poder contribuir a construirla.
Para no extendernos más, debemos siempre honrar la memoria de todas la abogadas y abogadas que desde siempre y hasta hoy lucharon y vienen luchando por las defensas ciudadanas, la democracia y los derechos humanos a riesgo de entregar sus vidas recordándolos cada 6 de julio en el homenaje a los Abogados víctimas del terrorismo de estado.-

La vigencia operativa de la Convención Americana de Derecho Humanos de 1948, encuentra a cada abogada y abogado comprometido en plenitud con ello para que así, esencialmente, todo ciudadano pueda tener para defender sus derechos constitucionales un proceso rápido, sencillo y ágil ante cualquier juez, no siendo bastante el habeas corpus.- Los derechos humanos deben resolver la memoria y la justicia en nuestro país pero a la vez mirar hacia adelante en concretar en cada habitante la salud, la educación, la seguridad y el logro de la dignidad de la persona y de los conjuntos colectivos. Ello es operativo y allí esta nuestro trabajo de campo.

Debemos reiterar hasta el cansancio:
Que basta esta comprobación inmediata para que la garantía constitucional invocada sea restablecida por los jueces en su integridad, sin que pueda alegarse en contrario la inexistencia de una ley que la reglamente: las garantías individuales existen y protegen a los individuos por el sólo hecho de estar consagradas por la Constitución e independientemente de las leyes reglamentarias, las cuales sólo son requeridas para establecer “ en qué casos y con qué justificativos podrá procederse a su allanamiento y ocupación” como dice el art. 18 de la Constitución a propósito de una de ella. Ya a fines del siglo pasado señalaba Joaquín V. González “No son, como puede creerse, las “declaraciones, derechos y garantías”, simples fórmulas teóricas: cada uno de los artículos y cláusulas que las contienen posee fuerza obligatoria para los individuos, para las autoridades y para toda la Nación. Los jueces deben aplicarla en la plenitud de su sentido, sin alterar o debilitar con vagas interpretaciones o ambigüedades la expresa significación de su texto. Porque son la defensa personal, el patrimonio inalterable que hace de cada hombre, ciudadano o no, un ser libre e independiente dentro de la Nación Argentina “ (Manual de la Constitución Argentina”,“Obras completas”, vol. III, Buenos Aires. 1935;núm.82,Conf..,además nums. 89 y 90)”.-
Muchas Gracias por la renovada confianza dispensada.-
Carlos Alberto Andreucci. 11 de diciembre de 2009”.-

Dostları ilə paylaş:
Orklarla döyüş:

Google Play'də əldə edin


Verilənlər bazası müəlliflik hüququ ilə müdafiə olunur ©muhaz.org 2017
rəhbərliyinə müraciət

    Ana səhifə