Indicadores comparados en ciencia y tecnología de Chile



Yüklə 43.76 Kb.
tarix07.04.2018
ölçüsü43.76 Kb.






Indicadores Ciencia y Tecnología: Comparado Chile, Argentina, Portugal y Holanda
La comparación de indicadores científicos y tecnológicos entre Chile y las naciones analizadas muestra que nuestro país invierte un porcentaje comparativamente alto del presupuesto nacional en educación y un porcentaje comparativamente bajo de su PIB en ciencia y tecnología; que cuenta con una menor población de científicos y técnicos que el resto de países analizados y que su producción científica ha aumentado en términos absolutos en las últimas dos décadas.
No se observa una correspondencia clara entre el aumento de la publicación científica nacional y la exportación de productos de alta tecnología nacionales, donde Argentina y Portugal muestran un porcentaje similar de este tipo de productos. Dentro de su total de ventas al exterior, Holanda es el que más exporta y Chile muestra los valores más bajos en este indicador.
En general, se observa que los países que menos invierten en ciencia y tecnología (porcentaje del PIB para I+D, investigadores y técnicos, educación terciaria) son los que tienen menos exportaciones en alta tecnología y menos número de investigaciones científicas.

Tabla de contenidos

I. Introducción 1

II. Indicadores 2

a. Artículos científicos y técnicos 2

b. Inversión en investigación y desarrollo (como % del PIB) 4

c. Población dedicada a investigación y desarrollo 5

d. Inversión pública en educación 6

e. Manufacturas de ciencia y tecnología 8

III. Conclusiones 8




I.Introducción

En este documento se describen gráficamente diversos indicadores nacionales sobre ciencia y tecnología principalmente a partir de datos del Banco Mundial. Para dotarlos de un contexto comparativo, se acompañan los datos de tres países: Argentina, por tener un nivel de desarrollo y un contexto sociogeográfico similar1; Portugal2, por considerarse un país en el siguiente estadio de desarrollo que persigue Chile3, y Holanda4, por tener una población similar a la chilena y una tradición de país industrializado5.


Actualmente instituciones internacionales como la UNESCO6, el Banco Mundial; académicas como Scimago7 o nacionales como Conicyt8, preparan diversos indicadores que permiten evaluar diversos avances del trabajo en ciencia y tecnología, patentamiento o royalties, importaciones y exportaciones de productos de alta tecnología, entre otros.
En este trabajo se seleccionaron indicadores de ciencia y tecnología que permiten responder preguntas como: ¿cuánta ciencia produce nuestro país?, ¿con cuantos científicos y técnicos cuenta Chile? ¿Son suficientes?, ¿Cuánto invierte el país en ciencia y en educación? ¿Cuánto exporta con alto valor agregado?
Se ha limitado el número de preguntas a aquellos indicadores con más datos dentro del Banco Mundial (BM) para Chile. Igualmente se ha limitado el número de fuentes, debido a que el BM reúne en una base de datos una gran cantidad de indicadores, los cuales además se repiten con otras fuentes.

II.Indicadores

La medición de los resultados de las investigaciones en ciencia son normalmente registrados en revistas científicas que se rigen por normas de edición enmarcadas en la “revisión por pares”, donde científicos de áreas comunes evalúan el trabajo propuesto. Además, están indexadas en bases de datos como las que maneja el Instituto de Ciencias de la Información o ISI9 (por su nombre en inglés), de las que la más importante es la ISI Web of Knowledge10 (WoK).



    1. Artículos científicos y técnicos


El número de artículos publicados en revistas científicas es un indicador para evaluar la producción científica de un país. Estos datos son medidos anualmente y desde 1996 se tiene información normalizada y en línea tanto en el BM como en otras fuentes de bibliometría de acceso público como Scimago11, por ejemplo, y pueden mostrarse de forma agrupada o por áreas de conocimiento.
Figura 1. Artículos en publicaciones científicas

Fuente: elaboración propia con datos del Banco Mundial12.


En la figura 1 se muestra el número de publicaciones científicas de los cuatro países seleccionados a priori. En ella se observa que desde 2002 las dos naciones europeas tienen un cambio positivo en el aumento de artículos, mayor en volumen que en las naciones sudamericanas.
En el caso de Portugal, que tiene 10 millones de habitantes, se observa cómo entre 1996 y 2010 pasó de producir menos “papers” que Argentina (país de 40 millones de habitantes) a superarla en 2003. En comparación con Chile, Portugal producía en 1996 casi la misma cantidad de artículos, mientras que en 2009 lo duplica. En el caso de Holanda, que tiene una población similar a la chilena, desde 1996 produce más ciencia que los otros tres países juntos.
Si se consideran los datos de producción de artículos científicos citables por millón de habitante (tabla 1), se observa que en 1997 Portugal producía 321 “papers” por millón de habitantes, cuadruplicando su capacidad de producción científica a 1.245 “papers” por millón de habitantes en 201013.
Tabla 1. Artículos científicos por millón de habitantes en serie de años

Chile

Argentina

Portugal

Holanda

117 x Mhab (1997)

130 x Mhab (1998)

320 x Mhab (1997)

1400 x Mhab (1998)

380 x Mhab (2010)

231 x Mhab (2010)

1250 x Mhab (2010)

2500 x Mhab (2010)

Fuente: elaboración propia con datos del Banco Mundial, CIA, OEI y Scimago.
Chile en 1997 produjo 117 artículos por millón de habitantes, mientras que en 2010 produjo 380 artículos por millón. Aunque ha triplicado su producción, recién en 2011 alcanzó la producción neta de Portugal de hace diez años14..
Argentina, por su parte, en 1998 producía 130 papers por millón, y 2010 produjo 231 por millón, duplicando su producción nacional en veinte años. Aun así, el aumento relativo sigue siendo menor a la de Chile y muy por debajo de los países de la Unión Europea15.
En 1998, y con una población algo menor a los 16 millones, Holanda producía 22.500 artículos, equivalente a 1400 por cada millón de habitantes. Esta cifra aumentó al 2010 a 2500 artículos por cada millón de habitantes16.

    1. Inversión en investigación y desarrollo (como % del PIB)

Otro indicador comúnmente aceptado para medir la importancia de la ciencia en un país es la inversión (pública y/o privada), en investigación y desarrollo.


La figura 2 muestra la evolución en la inversión nacional de los países seleccionados, donde lo principal es el fuerte aumento de la inversión en Portugal, y la falta de datos sobre inversión en Chile, donde por razones metodológicas se habría modificado el sistema de muestreo de este indicador. Actualmente, se encuentra en un 0.4% del Producto Interno Bruto17, menor a todos los países considerados en este documento y también uno de los más bajos de los países que forman la OECD18.

Figura 2. Inversión en investigación y desarrollo (como % del PIB)



Fuente: elaboración propia con datos del Banco Mundial19.



    1. Población dedicada a investigación y desarrollo

Otro de los indicadores principales sobre el desarrollo científico de un país es la fuerza laboral existente que trabaja en ciencias, lo que se muestra en la figura 3.


Figura 3. Investigadores dedicados a investigación y desarrollo (por cada millón de personas)

Fuente: elaboración propia con datos del Banco Mundial20.


En la figura anterior se observa que actualmente Chile tiene, en comparación con los países analizados, una fuerza laboral de científicos menor, cercana a los 350 por millón de habitantes, mientras que Argentina cuenta con más de mil investigadores por millón, Portugal cuenta con 3.800 y Holanda con cerca de 3.000.
Otro factor importante en la producción científica y técnica es la población laboral especializada en el manejo de equipos y procesos asociados a la investigación científica y tecnológica, lo que se muestra en la figura 4.
Figura 4. Técnicos de investigación y desarrollo (por cada millón de personas)

Fuente: elaboración propia con datos del Banco Mundial21.


Aunque el Banco Mundial no tiene las cifras de toda la serie de datos, es posible observar la distancia entre las naciones latinas (Argentina, Chile y Portugal) y Holanda. También destaca que dentro de las tres Portugal tiene el mayor número de técnicos, acercándose a los 500 técnicos por millón.

    1. Inversión pública en educación

Otro indicador del estado de la economía del conocimiento es la inversión en formación primaria, secundaria y terciaria. En la siguiente gráfica, se observan datos de forma agregada sobre la inversión de los países seleccionados durante un período cercano a una década.


En la figura 5, se observa el porcentaje de gasto público en educación en los países comparados en este documento. En él se observa que Portugal y Holanda han tenido un mayor porcentaje de inversión en educación primaria frente a Argentina y Chile durante los años analizados, y que Chile y Argentina muestran un aumento constante de este indicador desde mediados de la década del 2000.

Figura 5. Inversión pública en educación primaria



Fuente: elaboración propia con datos del Banco Mundial22.


La figura 6 muestra el porcentaje de gasto público en educación secundaria en los países comparados en este documento. En ella se observa que Chile tiene el porcentaje de inversión pública más bajo de los países seleccionados, aun cuando se observa una tendencia al aumento durante los últimos años.
Figura 6. Inversión pública en educación secundaria

Fuente: elaboración propia con datos del Banco Mundial23.


La figura 7 entrega gráficamente datos del porcentaje de gasto público en educación terciaria en los países seleccionados. En ella se observa que en Holanda el financiamiento público supera el 40% del total de inversión en educación terciaria durante la última década; en Portugal se ha mantenido entre el 20 y el 30%, mientras que en Chile desde el año 2000 no ha superado el 20%. En el caso de Argentina, se observa un aumento constante desde el año 2003.
Figura 7. Inversión pública en educación terciaria

Fuente: elaboración propia con datos del Banco Mundial24.



    1. Manufacturas de ciencia y tecnología


Uno de los principales productos de la investigación en ciencias y tecnologías es la obtención de patentes y la fabricación de objetos con alto valor agregado, con los cuales se consigue transformar el trabajo científico en valor económico.
Figura 8. Exportaciones de productos de alta tecnología (% de las exportaciones de productos manufacturados)

Fuente: elaboración propia con datos del Banco Mundial25.


En la figura 8 se observa de forma agregada información sobre el porcentaje de exportaciones clasificadas como de alta tecnología según el BM, del total exportado.
En el gráfico se observa que Holanda está muy por encima de las naciones latinas con un 20% del total (en el promedio de los últimos cuatro años). Por su parte, entre los otros tres países mencionados en este documento (Chile, Argentina y Portugal) destaca Portugal con una caída desde 2008, producto probablemente del momento económico europeo.
En el caso de los países sudamericanos, Argentina se ha mantenido por sobre Chile y con una producción similar a Portugal durante los últimos años. Chile, donde las exportaciones de alta tecnología promedian menos del 5% del total, muestra los indicadores más bajos en exportaciones de alta tecnología durante catorce de los quince años, entre los países analizados.

III.Conclusiones

En la comparación de datos de una misma fuente (Banco Mundial) que se realiza en este trabajo, se observan al menos dos grupos de tendencias: el primer grupo es Holanda y Portugal, que en la mayoría de las figuras tienen comportamientos similares, producto probablemente de la influencia de las políticas paneuropeas de la Comisión y la Unión Europea.


Sin embargo, es claramente reconocible que Holanda supera en inversión en ciencia, en formación, en publicaciones y en exportaciones de alta tecnología a los otros tres países de la muestra.
El segundo grupo es Argentina y Chile, donde también aparecen comportamientos similares en varios de los indicadores, aun cuando no están sometidos a una política supranacional, como es el caso de las publicaciones científicas y la inversión en educación.
En general, se observa que los países que menos invierten en ciencia y tecnología (porcentaje del PIB para I+D, investigadores y técnicos, educación terciaria) son los que presentan menos exportaciones en alta tecnología y número de investigaciones.

1 Información de referencia de Argentina. Central de Inteligencia del gobierno de Estados Unidos. Disponible en: https://www.cia.gov/library/publications/the-world-factbook/geos/ar.html (Julio, 2012).

2 Información de referencia de Portugal. . Central de Inteligencia del gobierno de Estados Unidos. Disponible en: https://www.cia.gov/library/publications/the-world-factbook/geos/po.html (Julio, 2012).

3 “Piñera: Chile podría tener el nivel de sueldos de Portugal o España”, Terra, octubre de 2010. Disponible en: http://economia.terra.cl/noticias/noticia.aspx?idNoticia=201010191150_EFE_79340402 (Julio, 2012).

4 Holanda tiene aproximadamente 17 millones de habitantes. . Central de Inteligencia del gobierno de Estados Unidos. Disponible en: https://www.cia.gov/library/publications/the-world-factbook/geos/nl.html (Julio, 2012).

5Central de Inteligencia del gobierno de Estados Unidos. Disponible en: https://www.cia.gov/library/publications/the-world-factbook/geos/nl.html (Julio, 2012).

6 UNESCO - Science Policy and Capacity-Building. Disponible en: http://bcn.cl/parq (Julio, 2012).

7 SCImago Journal & Country Rank. Disponible en: http://www.scimagojr.com/ (Julio, 2012).

8 Comisión Nacional de Ciencia y Tecnología. Disponible en: www.conicyt.cl (Julio, 2012).

9 Testa, J. “Descripción de la base de datos del ISI y del proceso de selección de revistas”, Conicyt. Disponible en: http://www.conicyt.cl/acherb/editores/Isi_Journal_Selection_es.pdf

10 “The ISI Web of Knowledge” es la base de datos más importante de contenido científico; integra artículos científicos de siete bases de datos internacionales sobre todas las ramas del conocimiento. Su acceso es limitado y para la realización de este gráfico se han utilizado los datos resultantes de una búsqueda simple de artículos en que al menos uno de los autores tiene residencia en Chile, ordenados por año. Acceso temporal de la BCN. Ver: http://apps.isiknowledge.com sitio visitado el 27 de octubre de 2009.

11 Op. Cit. SCImago. (2007). SJR — SCImago Journal & Country Rank. Disponible en: http://www.scimagojr.com (Julio, 2012).

12 Base de datos del Banco Mundial. Disponible en: http://databank.worldbank.org/ddp/home.do (Julio, 2012).

13 Elaboración propia a partir de datos citados de Scimago y de la OEI. Información sobre población de 1997. disponible en: http://www.campus-oei.org/oeivirt/fp/cuad04a01p11.htm#Portugal (Julio, 2012).

14 Ibidem.

15 Ibidem.

16 Ibidem.

17 Ministerio de Economía del Gobierno de Chile. Disponible en: http://www.economia.gob.cl/ley-incentivo-id-ley-n-20-570/ (Julio, 2012).

18 OECD (2010), OECD Publishing. Disponible en:http://dx.doi.org/10.1787/sti_outlook-2010-en

19 Databank, Banco Mundial. Disponible en: http://databank.worldbank.org/ddp/home.do (Julio, 2012).

20 Databank, Banco Mundial. Disponible en: http://databank.worldbank.org/ddp/home.do (Julio, 2012).

21 Op. Cit. Disponible en: http://databank.worldbank.org/ddp/home.do (Julio, 2012).

22 Ibidem.

23 Ibidem.

24 Ibidem.

25 Op. Cit. Disponible en: http://databank.worldbank.org/ddp/home.do (Julio, 2012).

Biblioteca del Congreso Nacional. Contacto: Raimundo Roberts, Asesoría Técnica Parlamentaria. rroberts@bcn.cl>, Anexos: 1791, 3199. 03/07/2012.


Dostları ilə paylaş:


Verilənlər bazası müəlliflik hüququ ilə müdafiə olunur ©muhaz.org 2017
rəhbərliyinə müraciət

    Ana səhifə