Año 5 número 11



Yüklə 0,87 Mb.
səhifə5/6
tarix31.10.2017
ölçüsü0,87 Mb.
1   2   3   4   5   6

MIRIAM ESTER GENNARO

COUNSELOR

Crisis de Parejas y Familias

Violencia Familiar Grupos de Reflexión

Tel. 583-0047 481-2393

Counselors 25




(las personas dependientes cuando están en posición de autoridad con frecuencia se vuelven tiránicas de la misma manera que sienten que fueron con ellas las personas que antes fueron autoridad). ¿Dónde se aprende a distorsionar, negar y reprimir los sentimientos? En las interacciones sociales en que fueron rechazados por expresar sentimientos de agresividad. La frustración de la necesidad de afecto genera en el sujeto mayor agresividad que es negada o reprimida para obtener la satisfacción de las necesidades afectivas. Se establecen hábitos de distorsión y negación.

Experiencia de autoestima y reaprendizaje de la esperanza

Lafarga Corona cierra su trabajo diciendo que en un clima de impotencia y desestima propia provocado por las relaciones interpersonales deficientes e in-satisfactorias, es imposible canalizar la agresividad para superar los obstáculos que impidan satisfacer las necesidades de afecto, aprecio, confianza y seguridad. La agresividad enton-

ces se vuelve contra los demás, contra uno mismo o es distorsionada o negada en la experiencia. Estas reacciones pueden ser desaprendidas únicamente a través de la vivencia de nuevas relaciones interpersonales saludables y satisfactorias. La empatia y la honradez transparente son la base de la relación interpersonal saludable. Sobre esta base, concluye el autor, la actitud positiva incondicional del terapeuta, el afecto no posesivo, y la comprensión constituyen el núcleo de la recu-

peración. Así la agresividad podrá retomar sus canales de expresión tendiente a la superación de obstáculos.

El Dr. Juan Lafarga Corona, en 1967, y después de 5 años de capacitación y entrenamiento en el Enfoque Centrado en la Persona en la Universidad de Loyola en Chicago, da comienzo de manera formal la introducción delECP en la psicología mexicana y se crea la Facultad de Counseling con el título de Master o Doctor en Orientación y Desa-irollo Humano.




COUNSELING

Montea Chilllk 831-3686 Beatriz Bauchman 825-0893

Lía Rivaroía 812-8344 Elvira de ¡a Barra 311-7642

INTERNET - INTERCAMBIOS POR CORREO ELECTRÓNICO

por Mariana Gancedo (est. del ult. año de Conseling)

El Counseling especializado en pareja y familia también tiene su lugar en Internet. Hemos tomado contacto con el Dr. James P. Hutt quien

difunde desde su "Counselor letter" algunos temas e inquietudes cosechadas en muchos años de práctica profesional en los Estados Unidos.

James P. Hutt nos ha permitido traducir y publicar el siguiente artículo enfatizando que espera iniciar un enriquecedor intercambio con sus colegas argentinos. Su dirección es drjhutt@counselor link.com

El uso de la culpa en



un conflicto
Los conflictos son inevitables en la vida diaria. Todos nosotros los enfrentamos diariamente en nuestro trato con la pareja, familiares, amigos, jefes o extraños. Los elementos de cualquier conflicto suelen ser muchos y complejos, por lo tanto esta edición del Counselor Letter se va a centrar sólo en un aspecto que tiende a inhibir la resolución del conflicto: La culpa. Qué es culpar

Cuando se la ve desde una sola perspectiva, culpar es poner la responsabilidad en el objeto o persona con quien nosotros estamos en conflicto. Si estamos furiosos con un objeto, tal vez lo tiremos, rompamos, o a lo mejor incluso nos enojemos verbalmente, gritemos y hagamos saber claramente nuestra insatisfacción (no es necesario aclarar que al objeto inanimado realmente no le importa nuestra respuesta).

Otras veces alguna persona puede comportarse con nosotros de una manera inaceptable. Por ejemplo, un cónyuge le dice al otro con respecto a una rabieta del hijo de ambos: "Es culpa TUYA que actúe así porque nunca le dices que no a nada! No pones límites!"

Generalmente el culpado se pone a la defensiva y contesta algo así: "No, es TU culpa! Yo ya no pongo límites porque TU siempre me desautorizas!" Una respuesta usual a esto sería: "Oh! Ya lo sé; siempre es MI culpa. Tu nunca haces

JP. Hutt, Ph. D. MFCC

Culpar es

el vehículo

perfecto

(aunque

no el único) para transportarlos a ustedes en un viaje de conflictos sinfín

NADA mal. Todo lo que puedes hacer es culparme. Jamás realmente enfrentas los problemas".

Examinemos qué ha pasado en estos ejemplos. Primero: el asunto principal (el comportamiento del chico) se ha perdido en el fragor de los reproches. Segundo: el hecho de echarse culpas aparta a la pareja de la expresión de sus sentimientos: impotencia frente a un chico fuera de control, miedo de que el niño no sea una persona responsable el día de mañana, y desilusión por sentirse tan inadecuados. Tercero: están ahora peleados y tienen dos conflictos en lugar de uno: el comportamiento de su hijo y su propia inhabilidad para resolver conflictos. Es aceptable y humano tener dos o inclusive una multitud de conflictos. Sin embargo no llegará a ningún lado si no aborda los conflictos de a uno por vez. Cuarto: el niño ha conseguido dividir a los padres que ahora están enfrentados, ignorando al hijo. Como consecuencia de esto, la ansiedad del chico aumenta ante la discordia parental, por lo tanto su berrinche probablemente sea cada vez peor. Mientras la rabieta produce su escalada, la pareja responderá con más reproches y frustraciones, y el ciclo se repetirá.

No estamos diciendo que los reproches sean la causa del escenario total, porque no lo es. Pero es una de las influencias más poderosamente negativas que impide a la

Counselors 27

familia resolver eficientemente y efectivamente los problemas. Culpar al otro, por lo tanto, tiende a dar los siguientes resultados negativos: Lo que produce culpar:

  1. Centra la responsabilidad en la
    persona culpada y no en el proble
    ma.

  2. Lleva a contestar la pregunta
    "QUIEN hizo X" en lugar de "QUE
    hacemos con esto".

  3. Culpar implica el deseo de cas
    tigar.

  4. Centrándose en los reproches
    se pierde la oportunidad de resol
    ver el conflicto.


  5. Se asume que no hay responsa
    bilidad de parte de la persona que
    culpa.

  6. Culpar prolonga el conflicto.
    Qué hacer en lugar de culpar




  1. Buscar calmadamente cual pa
    rece ser el PROBLEMA REAL, tal
    como uno lo ve.

  2. Si no está seguro de cuál sea el
    problema real, pedir al otro ayuda
    para determinarlo. Cuando la gen
    te se siente convocada a ayudar
    aprecia esto, despierta la tenden
    cia hacia la cooperación y se siente
    menos amenazada.

  3. Cuando uno se siente culpado
    por alguien de algo, no necesaria
    mente quiere decir que REALMEN
    TE ha habido un reproche, por lo
    tanto chequee. También exprese
    sus sentimientos con respecto a
    sentirse censurado y solicite que lo
    que se dijo sea repetido de una

manera menos dolorosa para usted.

  1. Plantee su propia responsabili
    dad en lo que ha ocurrido. Esto
    ayuda a que el otro no se sienta a
    la defensiva y focaliza en el pro
    blema.

  2. Pruebe con algo así "Veo que
    nos queremos reprochar mutua
    mente por esto. Por ahora tome
    mos un problema por vez, y cuan
    do lo hayamos resuelto (el berrin
    che del chico) podemos volver a
    ver qué es aquello de lo que nos
    estamos culpando, y podremos
    discutir estos temas de a uno por
    vez.

Si se sienten inclinados a ignorarla perspectiva de resolver el conflicto, tal vez por alguna razón (sea esta consciente o no), ambos están motivados para mantener viva la discusión. Si es así, culpar es el vehículo perfecto (aunque cierta-

Clor. ANATILDE LÓPEZ 806-3908

Cior. MARILYN JONES 665-0034

Clor. MA. JOSÉ GONZÁLEZ CEREZO 982-8637

RETRATOS A LÁPIZ GRACIEL 683-9243

mente no el único) para transportarlos a ustedes en un viaje de conflictos sin fin. Muchas veces las parejas me preguntan en terapia: "Pero ¿qué pasa si aquello que le reprocho es cierto?": Yo simplemente respondo que ocurre muy a menudo esta posibilidad. Pero eso no significa que esto es una ayuda para resolver el conflicto. Sin embargo, otra opción que las parejas pueden considerar cuando se culpan mutuamente es tratar de aceptar lo que se dicen. Si lo hacen, se sorprenderán de los resultados. Por un lado la escalada de reproches se frena en usted, y por el otro se puede tomar conciencia de algunos de los elementos importantes del conflicto que deben ser tratados. Ahora el foco está en el problema y lejos del reproche.

Clor. BEATRIZ LOBL

555-7976/784-1960

Clor. ILDA ROSSETTi 814-2975

Clor. AUGUSTA VERZOLA 755-8086

Café-Bar Valentino

Córdoba 4538 Tel. 773-4380


COUNSELORS

LUCÍA FERNANDEZ 801-2132

LAURA CONTESTIN 786-4289

LILIANA ODIZ 543-7330

TERAPIA FAMILIAR

Entrenamiento intensivo En habilidades terapéuticas

MÓDULOS BIMENSUALES

Lie. Silvia Pruss Tel.784-5951 787-0320

Counselors 28

DE LA ASOCIACIÓN

Curso de profímdización en el Enfoque Centrado en la Persona

Dictado por el Profesor Manuel Artiles (Abril/Mayo de 1997) en la sede de la Asociación



Nuestro agradecimiento a la Asociación, una vez más por el esfuerzo realizado que hiciera posible estos cinco encuentros. Quiero destacar que el lugar, la sede de nuestra Asociación, posee ese ambiente que trasluce la unión, los esfuerzos de sus miembros, brindando una sensación muy linda, y reconfortante, que es el saber que al fin los Counselors y otros que se acercaren, tenemos un lugar, "nuestro lugar". Tenía mucho interés en conocer a Artiles, la persona, ya que lo conocía a través de sus libros. El lograrlo superó mis expectativas, y afirmó más mis conocimientos sobre el enfoque centrado en la persona. Cada palabra, o cada frase que decía eran una confirmación de lo aprendido estos últimos cinco años en Holos.

El clima de estos encuentros fue cálido desde sus comienzos. Permitiendo un mayor conocimiento entre los participantes, que es por otra parte una forma de ir afianzando nuestra identidad de Counselors. Artiles habla de "vibrar" con el otro, cuando estamos en una relación de ayuda, describiendo con claridad la sintonía imprescindible para la comunicación con esa diada: Debemos ser clarividentes, debemos conocer teorías, pero lo importante es ser una presencia, dejar ver y ver lo que es, dejar ser. Dignificar..." Privilegia, no el discurso, sino él en su esencia, y además da lugar a los silencios, como manera de relación. En la consulta, dice, buscar el poder resonar, como decía Carl Rogers: "en resonancia y en consonancia", definir con armonía, dejar fluir la relación con el "otro". Privilegiar el centramiento en la persona, en la

percepción que el cliente tiene de sus vida o sus conflictos. Escuchamos decir: "La esencia de la problemática humana es lo emocional. En el Counseling se cambian las significaciones vividas".

Verlo trabajar como counselor fue una verdadera revelación. ¡Cuánto por aprender aún para llegar a ese nivel! Aunque él dijera para alentarnos, que "el reflejo rogeriano tiene música, y es un matiz especial, que se adquiere con la experiencia".

Ante la pregunta de lo que él consideraba apropiado sobre los tiempos en un proceso, ya que hablamos de "procesos cortos", dijo: "El tiempo no lo marca el terapeuta, el tiempo es: la otra persona". Cliente, consultante, counselor, recorren un camino donde se irá tamizando la esencia desde el reflejar nuestra manera de conversar. "El reflejo surge de la comprensión empática. Intentemos "decodificar" los sentimientos, las vivencias, de aquello que el consultante dice o expresa, testi-

moniando en él nuestra comprehensión, de ese mundo suyo, personal. Es un método de facilitación de la comunicación."

Se abordaron además, temas como el encuadre, la supervisión, y el derivar, que aclararon dudas que siempre existen.

Se subrayó en la supervisión, que a través de ella, no sólo se ve la dificultad que hubiera con el consultante, sino también la capacidad de recuperarla empatia. Y como en general, la supervisión va dirigida más al counselor que al consultante. Artiles nos recuerda que la tarea del Counselor está referida a lo "pático" de la existencia, y no a lo patológico. Es una tarea ardua, que nos demanda un gran conocimiento de nosotros mismos.

Recuperamos su frase, (Revista de la Asociación, año 3, número 7), como cierre: "La meta del esfuerzo vale realmente la pena, puesto que se trata del ser humano en su crisis y su angustia cotidiana, es decir: de todos nosotros"

Counselor Betty S. de Michelini.

Counselors 29

DE LA ASOCIACIÓN

Estimado Socio:

En este mes de agosto realizaremos las Terceras Jornadas Argentinas de Counseling. Tal como el año pasado, este evento, de gran importancia para nuestra Asociación y para todos los profesionales de ayuda relacionados con el Counseling, contendrá dos actividades claramente diferenciadas: una de tipo formal institucional y otra relacionada con nuestro quehacer específico. En la noche del viernes 22 se realizará la apertura de las Jornadas, la jura del Código de Etica y un brindis de camaradería. El sábado 23 se presentarán talleres y mesas redondas sobre temas específicamente relacionados con el Counseling y sus aplicaciones. Son muchas las tareas a realizar para que este evento resulte excelente. Esperamos que este año podamos contar con algunos socios que puedan colaborar. Sabemos que trabajando juntos todo saldrá mucho mejor. ¡Los esperamos!

La Comisión Directiva
1   2   3   4   5   6




Verilənlər bazası müəlliflik hüququ ilə müdafiə olunur ©muhaz.org 2020
rəhbərliyinə müraciət

    Ana səhifə