Centro de información bancaria y económica


** Portugal: recortes por agujero presupuestario



Yüklə 316,21 Kb.
səhifə2/7
tarix23.01.2018
ölçüsü316,21 Kb.
#40150
1   2   3   4   5   6   7

** Portugal: recortes por agujero presupuestario


El primer ministro de Portugal, Pedro Passos Coelho, ha anunciado que su gobierno presentará antes de finales de agosto nuevas medidas para reducir el gasto público con el objetivo de contrarrestar un desvío de €2 000 millones descubierto en los presupuestos estatales. Passos Coelho ha explicado que este agujero en las cuentas publicas se compensará, por un lado, con la ya anunciada subida extraordinaria del impuesto sobre la renta, que permitirá recaudar unos €1 250 millone y, por otro, con nuevos recortes en la partida de gastos.

Las nuevas medidas afectarán a la administración y a las empresas públicas y estarán relacionadas con el régimen de contratación, los salarios, la reducción del gasto y el control y la reducción de los consumos intermedios. Además, ha anunciado que el país ya prepara la primera oleada de privatizaciones.

Antes de realizar este anuncio, el primer ministro ha indicado que, aunque su intención no es hablar siempre de la situación que ha heredado de su antecesor en el cargo, José Sócrates, no puede dejar de explicársela a los portugueses. No es para responsabilizar a nadie, eso lo hicimos en las elecciones, es para conocer el alcance de las medidas de ajuste que necesitamos adoptar.

Sobre la reunión del Eurogrupo que el próximo jueves (21/07/11) se celebrará en Bruselas, Passos Coelho ha subrayado la necesidad de dar una respuesta conjunta a la crisis de deuda que recorre el continente. Queremos contribuir a que Europa sepa encontrar respuestas más ambiciosas para los problemas, ha dicho, al tiempo que ha advertido de que no esperará a que sus socios decidan cómo gobernar Portugal. (Inicio)


** Revisan a la baja proyecciones para EE.UU.


La principal razón, por la cual las compañías de Estados Unidos son renuentes a contratar personal, es la escasa demanda, más que la incertidumbre sobre las políticas gubernamentales, según la mayoría de economistas que participaron en una nueva encuesta de The Wall Street Journal. No hay demanda, indicó Paul Ashworth de Capital Economics. Las empresas no tienen la suficiente confianza y, mientras más dure esto, más difícil es convencerlas de que la tengan. En la encuesta, realizada entre el 08 y el 13/07/11, se les consultó a 53 economistas - no todo los cuales contestan cada pregunta - la principal razón, por la cual los empleadores no contratan más resueltamente. De los 51 que respondieron a la pregunta, 31 aludieron a la falta de demanda (65%) y 14 (27%) mencionaron la incertidumbre acerca de la política gubernamental. Los otros señalaron que contratar personal en el exterior era más atractivo.

Algunos ejecutivos coincidieron con el hallazgo central del sondeo. Estamos contratando aquí y allí, pero no es lo que debería ser, reconoció Daniel Cunningham, presidente ejecutivo de Long-Stanton Manufacturing Co., de Hamilton, Ohio. Se debe a la falta de demanda. El fabricante de componentes de metal para el sector aeroespacial, médico y otras industrias se ha recuperado de la recesión, pero el volumen no está donde estaba o debería estar. Cunningham resaltó que parte de la vacilación obedece a la extrema volatilidad que ve: los negocios están bien 1 mes y mal el siguiente. En vez de años de vacas gordas, es como si hubiera un buen mes o unos buenos 3 meses.

Uno de los economistas, que creen que la incertidumbre política es el principal obstáculo a un alza del empleo, es Sean M. Snaith de la Universidad Central de La Florida. La nube negra de la incertidumbre sigue acechando al sector privado. En general, los economistas en la encuesta del Journal expresaron más pesimismo sobre las perspectivas de crecimiento económico y 2 engranajes de importancia crucial de la recuperación inconstante y que aún no han comenzado a funcionar: el mercado de la vivienda y los empleos. El debate tiene ramificaciones políticas. Los republicanos y sus asesores económicos enfatizan los efectos nocivos de la incertidumbre sobre la actividad económica, mientras que los demócratas y sus asesores económicos sostienen que el problema es la debilidad de la demanda.

En general, los economistas se han vuelto más pesimistas sobre el segundo semestre y moderaron sus pronósticos anteriores. No obstante, aún esperan que la economía repunte en los meses venideros y tenga un mejor desempeño que en el primer semestre. El Producto Interno Bruto (PIB) creció a una tasa anualizada y desestacionalizada de apenas el 1,9% en el primer trimestre. Los economistas esperan que la economía crezca el mismo 1,9% en el segundo trimestre, un dato que se conocerá este mes. Asimismo, los economistas redujeron sus pronósticos de crecimiento para el 2011 y el 2012. La expansión prevista ahora sería insuficiente para mitigar la tasa de desempleo, que asciende hasta el 9,2%. Se prevé un crecimiento en torno al 3%, como promedio, para el segundo semestre y el próximo año, tras el impacto causado por las interrupciones en la cadena de suministro provocadas por el tsunami y el terremoto en Japón y el alza en los precios del crudo debido a las turbulencias en el Medio Oriente y el Norte de África.

En otro plano, los economistas sondeados esperan que los precios de las viviendas caigan un 2,4% en el 2011 y pronostican que los inicios de obras residenciales repuntarán hasta el 2012, aunque siguen en niveles históricamente deprimidos. El desempleo comenzará a bajar lentamente, predijeron los economistas, pero el pronóstico promedio para diciembre del 2012 es de una tasa superior al 8%. Prevén que EE.UU. añada alrededor de 170 000 empleos por mes en los próximos 12 meses. En lo que va de este año, la creación mensual promedio de empleos ha sido de 126 000, pero alcanzó hasta 179 000 antes de los 2 últimos informes decepcionantes. La economía necesita, al menos, 100 000 nuevos empleos cada mes para acompañar el crecimiento demográfico. A pesar de sus pronósticos de crecimiento moderado y un alto desempleo, los economistas no son partidarios de nuevas medidas de estímulo por parte de la Fed o del gobierno federal. Cuarenta y un economistas recalcaron que el banco central no debería emprender una nueva ronda de compra de bonos dirigida a reducir las tasas de interés y 38 manifestaron que otra ronda de estímulo fiscal no debería ser parte de un paquete de reducción del déficit. (Inicio)



Yüklə 316,21 Kb.

Dostları ilə paylaş:
1   2   3   4   5   6   7




Verilənlər bazası müəlliflik hüququ ilə müdafiə olunur ©muhaz.org 2022
rəhbərliyinə müraciət

    Ana səhifə