Naciones unidas



Yüklə 452,71 Kb.
səhifə8/10
tarix01.11.2017
ölçüsü452,71 Kb.
#26088
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10

Apéndice 10



Principios para los donantes de equipos de computadoras usados funcionales


  1. Proporcionar un producto útil: Los donantes proporcionarán únicamente equipo que esté previsto que cuente con una vida útil apreciable y sea funcional bajo las condiciones y necesidades previstas en los países y las comunidades de destino.




  1. Proporcionar un producto apropiado: Los donantes velarán por que los componentes físicos y los programas informáticos funcionen satisfactoriamente dentro de los límites y las condiciones de los países y las comunidades de destino.




  1. Asegurar y verificar la disponibilidad de apoyo técnico: Los donantes alentarán la incorporación del mantenimiento y el apoyo técnico en las comunidades destinatarias, ya sean por cuenta del donante o de la comunidad de destino.




  1. Comprobar, certificar y etiquetar la funcionalidad: Los donantes deberán proporcionar constancia de la comprobación de la funcionalidad.




  1. Asegurar la disponibilidad de capacitación: Los donantes podrán prestar apoyo a los destinatarios mediante programas de capacitación.




  1. Asegurar la plena transparencia, el contrato y la notificación y el consentimiento antes de la entrega: Los donantes velarán por que las comunidades destinatarias den su consentimiento por escrito a recibir equipo de conformidad con los términos y las condiciones del contrato concertado entre los donantes y las comunidades destinatarias.




  1. Controles de exportación: Los donantes deberán exportar de conformidad con los controles nacionales e internacionales pertinentes (véase también el capítulo 3 del documento de orientación de PACE).



Apéndice 11


Gestión de la cadena de valor en relación con el equipo de computadoras usado


Equipo y componentes para su reutilización Materias primas


Primer paso: Acopiar: Este paso crítico puede resultar polémico, pero es fundamental. El equipo de computadoras que va a parar a la basura doméstica posiblemente nunca llegue a la siguiente etapa y tal vez se pierda para un uso ulterior beneficioso, o sea objeto de un manejo inadecuado. En algunos países, los hurgadores de basura se dedican por su cuenta a buscar cualquier cosa antes de que sea eliminada con carácter definitivo y frecuentemente el equipo de computadoras usado y que ha llegado al final de su vida útil suele tener suficiente valor para que esas personas los recojan. Esos hurgadores, y los mercados no estructurados y de segunda mano, constituyen fuentes importantes de desechos electrónicos. En otros países, se requieren mayores esfuerzos y gastos para acopiar computadoras, y puede ser necesario hallar maneras de subvencionar sistemas de recogida.xxx Con frecuencia se organizan actividades especiales de recogida, o la recolección puede realizarse periódicamente en tiendas de venta al detalle o mediante envío postal. A veces las instituciones benéficas recolectan computadoras para reutilizarlas. La recolección de computadoras de las empresas es importante debido al gran número de equipos de computadoras de que se trata, y puede constituir una fuente particularmente importante de computadoras de modelos recientes para su reconstrucción y para la recuperación de materiales.

Segundo paso: Evaluar: Una vez acopiados, los equipos de computadoras se deberán evaluar para determinar si todavía pueden utilizarse como tales o si sólo se deben usar para recuperar materiales. Esto se puede realizar en el lugar inicial de recogida o en un momento posterior antes de desmontar el equipo de computadoras. La continuación del uso del equipo de computadoras preserva el alto valor agregado en la fabricación original, conserva los recursos y la energía que se necesitan para fabricar nuevo equipo de computadoras y pone tecnología informática relativamente económica a disposición de las personas que no cuentan con suficientes ingresos para adquirir computadoras nuevas. Los métodos de esa evaluación trascienden el alcance de la presente directriz (véase la directriz producida por el Grupo de Proyecto 1.1 de PACE), pero una persona experimentada y debidamente informada suele poder decidir rápidamente –sobre la base del modelo, la edad, el estado y la apariencia– si el equipo de computadoras tiene valor comercial potencial respecto de la continuación de su uso o si se deberá desguazar para recuperar materiales. Este paso en cierta medida se superpone a los pasos tercero y cuarto –reconstruir y desmontar– porque a veces será necesario ver las partes internas, si todavía funcionan y cuáles de ellas es necesario reemplazar.

Tercer paso: Reconstruir: Es posible que después de ser evaluado, el equipo de computadoras que todavía puede utilizarse como tal necesite ser reconstruido. Ello incluye el reemplazo de elementos físicos y programas informáticos, según proceda, así como limpieza, etiquetado y distribución, así como colocar la computadora o el componente útil de vuelta en el mercado de modo que se pueda seguir usando. En esta directriz no se describen actividades o normas de reconstrucción, para ello hay que remitirse a la directriz sobre reconstrucción elaborada por el Grupo de Proyecto 1.1 de PACE.

Cuarto paso: Desmontaje: Con frecuencia es necesario abrir el equipo de computadoras para determinar si funciona y aún se puede usar como tal, o para iniciar los procesos de recuperación de materiales. El desmontaje se puede realizar manualmente si el objetivo es mantener una computadora usada o que ha llegado al final de su vida útil en condiciones de funcionamiento. Generalmente las computadoras se mantienen ensambladas mediante tornillos y broches sencillos que pueden retirarse con facilidad, aunque algunas partes están soldadas o no se pueden separar con la misma facilidad. El desmontaje también puede ser el comienzo de la recuperación de materiales. El desmontaje manual genera la recuperación no solamente de componentes que funcionan, sino también de materiales limpios aptos para su recuperación, como armazones de acero. El desmontaje también puede incluir una enérgica separación mecánica de partes y componentes, y puede dar lugar a la liberación de sustancias pulverizadas. Es menester primeramente retirar manualmente los componentes como las bombillas de mercurio y las baterías para evitar que sean triturados y que las sustancias que contienen, algunas de las cuales son peligrosas, no sean liberadas o mezcladas con otros materiales. También se deberán retirar los cartuchos de tinta, a menos que el equipo de reciclado o trituración haya sido diseñado específicamente para manejar entornos muy polvorientos. Al igual que muchos materiales orgánicos en forma pulverizada, la tinta puede formar mezclas explosivas de polvo y aire cuando se dispersa en partículas finas en el aire. Las sustancias peligrosas no deberán ser liberadas ni mezcladas con otros materiales. En esas condiciones, es menester proteger la salud y la seguridad de los trabajadores y el medio ambiente. De ser necesario, se deberán emplear sistemas de control tecnológicos, equipo para la protección del personal, como guantes y gafas de protección y mascarillas antipolvo para respirar.

Quinto paso: Separar: La separación es el proceso de clasificar materiales en lotes y consolidarlos para someterlos a una recuperación especializada de materiales. El equipo de computadoras tras cuya evaluación se ha determinado que no vale la pena reconstruirlo o que no conserva componentes funcionales valiosos deberá ser desguazado, manual o mecánicamente, y separado en acero, plásticos y placas de circuitos, entre otras cosas. Para ello será necesario contar con niveles relativamente altos de protección de los trabajadores y el medio ambiente, según el proceso de separación aplicado y los materiales objeto del proceso. Algunos materiales podrán volver rápidamente a los mercados (por ejemplo, las armazones de acero se pueden vender fácilmente en el mercado de chatarra de acero), pero otros tendrán que volver a ser separados en procesos de recuperación más complejos.

Sexto paso: Recuperar: Tras la recuperación, los lotes de materiales separados son enviados hacia procesos más especializados, frecuentemente en forma seriada. Por ejemplo, las placas de circuito primeramente pasan por la recuperación del cobre, luego la refinación especializada de residuos para recuperar otros metales, y los termoplásticos de diseño tecnológico son sometidos a procesos de reducción de tamaño y granulación. En estos procesos de recuperación, los termoplásticos son sometidos a altas temperaturas (por ejemplo, la fundición y otros procesos pirometalúrgicos), o tratados con productos químicos muy concentrados (por ejemplo, el procesamiento hidrometalúrgico mediante ácidos o cianuro), o producen emisiones peligrosas, por lo que requieren niveles de procesos de alta tecnología y una gran vigilancia, así como más protección de los trabajadores y el medio ambiente.





Yüklə 452,71 Kb.

Dostları ilə paylaş:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10




Verilənlər bazası müəlliflik hüququ ilə müdafiə olunur ©muhaz.org 2022
rəhbərliyinə müraciət

    Ana səhifə