Vísperas-vecernia (Rumano-Castellano)



Yüklə 292,84 Kb.
səhifə1/4
tarix05.03.2018
ölçüsü292,84 Kb.
  1   2   3   4


VECERNIA

Diaconul: Binecuvântează, părinte.

Preotul: Pentru rugăciunile sfinţilor părinţilor noştri, Doamne Iisuse Hristoase, Dumnezeul nostru, miluieşte-ne pe noi.

Strana: Amin.

Slava Ţie, Dumnezeul nostru, slava Ţie !

Imparate ceresc, Mangaietorule, Duhul adevarului, Care pretutindenea esti si toate le implinesti, Vistierul bunatatilor si datatorule de viata, vino si Te salasluieste intru noi, si ne curateste pe noi de toata intinaciunea si mantuieste, Bunule, sufletele noastre.

Sfinte Dumnezeule, Sfinte tare, Sfinte fara de moarte, miluieste-ne pe noi ! (x3)

Slava Tatalui si Fiului si Sfantului Duh si acum si pururea si in vecii vecilor. Amin.

Preasfanta Treime, miluieste-ne pe noi. Doamne, curateste pacatele noastre. Stapane, iarta faradelegile noastre. Sfinte, cerceteaza si vindeca neputintele noastre, pentru numele Tau.

Doamne miluieste. (x3)

Slava Tatalui si Fiului si Sfantului Duh si acum si pururea si in vecii vecilor. Amin.

Tatal nostru, Care esti in ceruri, sfinteasca-Se numele Tau, vie imparatia Ta, fie voia Ta, precum in cer si pe pamant. Painea noastra cea spre fiinta, da ne-o noua astazi, si ne iarta noua gresalele noastre, precum si noi iertam gresitilor nostri. Si nu ne duce pe noi in ispita, ci ne izbaveste de cel rau.



Preotul: Că a Ta este împărăţia şi puterea şi slava, a Tatălui şi a Fiului şi a Sfântului Duh, acum şi pururea şi în vecii vecilor.

Strana: Amin. Doamne miluieste. (x12)

VISPERAS DOMINICALES

L Bendice, padre.


S Por las intercesiones de nuestros santos padres, Señor Jesucristo, nuestro Dios, ten piedad y sálvanos.

L Amín.

(En pascua se canta el tropario pascual.  En tiempo ordinario si se celebran vigilias o la Divina Liturgia, se pasa al salmo invitatorio, "Venid, adoremos...", y acto seguido el salmo 103.  Si se celebran vísperas ordinarias y no han estado precedidas de ningún oficio, se da inicio, diciendo:)



L ¡Gloria a Ti, o Dios nuestro, gloria a Ti!

Rey del cielo, Consolador, Espíritu de Verdad, Tú que estás presente en todo lugar y llenas todo, Tesoro de bienes y dador de vida ven y habita en nosotros, purifícanos de toda mancha y salva nuestras almas, Tú que eres bondad. Amín.



Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ten piedad de nosotros.   (3 veces)

Gloria … Ahora…

Santísima Trinidad, ten piedad de nosotros, Señor, purifícanos de nuestros pecados; Maestro, perdona nuestras iniquidades; Santo, visítanos y cura nuestros debilidades por causa de Tu Nombre.

Señor, ten piedad. (3 veces) Gloria… Ahora…

Padre nuestro, que estas en los cielos, santificado sea Tu Nombre, venga a nosotros Tu reino, hágase Tu voluntad así en la tierra como en el cielo; el pan nuestro de cada día dánosle hoy. Perdona nuestras deudas así como nosotros perdonamos a nuestros deudores. Y no nos dejes caer en la tentación, más bien líbranos del maligno.

S Pues tuyo es el reino, el poder y la gloria, del Padre, Hijo y Espíritu Santo, ahora y siempre y por los siglos de los siglos.

L Amín.

Señor, ten piedad. (12 veces)



După ce preotul binecuvintează din faţa Sfintei Mese, se zice: Veniţi să ne închinăm Împăratului nostru Dumnezeu. Veniţi să ne închinăm Împăratului, Hristos nostru Dumnezeu. Veniţi să ne închinăm şi să cădem la Hristos, Împăratului nostru Dumnezeu

Psalmul 103

1. Binecuvintează, suflete al meu pe Domnul! Doamne, Dumnezeul meu, măritu-Te-ai foarte!

2. Întru strălucire şi în mare podoabă Te-ai îmbrăcat. Cel ce Te îmbraci cu lumina ca şi cu o haină;

3. Cel ce întinzi cerul ca un cort; Cel ce acoperi cu ape cele mai de deasupra ale lui;

4. Cel ce pui norii suirea Ta; Cel ce umbli peste aripile vânturilor;

5. Cel ce faci pe îngerii Tăi duhuri şi pe slugile Tale pară de foc;

6. Cel ce ai întemeiat pământul pe întărirea lui, şi nu se va clătina în veacul veacului.

7. Adâncul ca o haină este îmbrăcămintea Lui; peste munţi vor sta ape.

8. De certarea Ta vor fugi, de glasul tunetului Tău se vor înfricoşa.

9. Se suie munţi şi se coboară văi, în locul în care le-ai întemeiat pe ele.

10. Hotar ai pus, pe care nu-l vor trece şi nici nu se vor întoarce să acopere pământul.

11. Cel ce trimiţi izvoare în vai, prin mijlocul munţilor vor trece ape; adăpa-se-vor toate fiarele câmpului.

12. Asinii sălbatici setea îşi vor potoli.

13. Peste acelea păsările cerulul vor locui; din mijlocul stâncilor vor da glas.

14. Cel ce adăpi munţii din cele mai de deasupra ale Tale, din rodul lucrurilor Tale se va sătura pământul.

15. Cel ce răsari iarba dobitoacelor şi verdeaţă spre slujba oamenilor.

16. Ca să scoată pâine din pământ şi vinul veseleşte inima omului.

17. Ca să veselească faţa cu untdelemn şi pâinea inima omului o întăreşte.

18. Sătura-se-vor copacii câmpului, cedrii Libanului pe care i-ai sădit.

19. Acolo păsările îşi vor face cuib. Locaşul cocostârcului în chiparoşi.

20. Munţii cei înalţi adăpost cerbilor, stâncile scăpare iepurilor.

1.  ¡Venid, adoremos, prosternémosnos ante Dios, nuestro Rey!

2.  ¡Venid, adoremos, prosternémosnos ante Cristo, nuestro Rey, Dios!

3.  ¡Venid, adoremos, prosternémosnos ante el mismo Cristo, nuestro Rey y nuestro Dios!


Salmo 103


1. Alma mía, bendice al Señor, Señor Dios mío, eres infinitamente grande.

2. Te has cubierto de alabanza y de esplendor, te has revestido de luz como de un manto.

3. Has desplegado los cielos como una tienda. Ha formado con las aguas el cerco de sus altos aposentos.

4. Aquel que hace de las nubes su carruaje, que se adelanta sobre las alas de los vientos.

5. El que hace de sus ángeles espíritus, y de sus servidores llamas de fuego.

6. Que ha asentado la tierra sobre sus bases para que sea inconmovible para siempre jamás.

7. El oceáno la cubrirá como un vestido, las aguas se alzarán sobre los montes.

8. Al amenazarlas emprenderán la fuga a la voz de tu trueno, serán tomadas de temor. 

9. Y saltan por las montañas y bajan por los valles, al sitio que les has fijado.

10. Has dado un límite que las aguas no traspasarán, para que no vuelvan a cubrir la tierra. 

11. Haces manar las fuentes a los torrentes, entre las montañas, las aguas se abren un camino.

12. Abrevan a todas las bestias de los campos, en ellas los onagros apagarán su sed.

13. Sobre ellas, los pájaros del cielo establecerán su morada, entre las rocas harán sentir su voz.

14. Desde sus altos aposentos empapa las montañas; del fruto de tus obras hartas la tierra. 

15. Haces crecer la hierba para el ganado y las plantas para el servicio del hombre.

16. Para que extraiga el pan de la tierra, y el vino que recrea el corazón del hombre,

17. El aceite para hacer lucir su rostro, y el pan fortifique el corazón del hombre.

18. Los árboles de los campos serán saciados, los cedros del Líbano que has plantado.

19. En ellos los pájaros hacen su nido, la casa de la cigüeña los domina.

20. A los rebecos pertenecen las altas montañas, las rocas son el refugio de las liebres.



21. Făcut-ai luna spre vremi; soarele şi-a cunoscut apusul său.

22. Pus-ai întuneric şi s-a făcut noapte, când vor ieşi toate fiarele pădurii.

23. Puii leilor mugesc ca să apuce şi să ceară de la Dumnezeu mâncarea lor.

24. Răsărit-a soarele şi s-au adunat şi în culcuşurile lor se vor culca.

25. Ieşi-va omul la lucrul său şi la lucrarea sa până seara.

26. Cât s-au mărit lucrurile Tale, Doamne, toate cu înţelepciune le-ai făcut! Umplutu-s-a pământul de zidirea Ta.

27. Marea aceasta este mare şi largă; acolo se găsesc târâtoare, cărora nu este număr, vietăţi mici şi mari. Acolo corăbiile umblă; balaurul acesta pe care l-ai zidit, ca să se joace în ea.

28. Toate către Tine aşteapta ca să le dai lor hrană la bună vreme. Dându-le Tu lor, vor aduna.

29. Deschizând Tu mâna Ta, toate se vor umple de bunătăţi. Dar întorcându-Ţi Tu faţa Ta, se vor tulbura.

30. Lua-vei duhul lor şi se vor sfârşi şi în ţărână se vor întoarce.

31. Trimite-vei duhul Tău şi se vor zidi şi vei înnoi faţa pământului.

32. Fie slava Domnului în veac! Veseli-se-va Domnul de lucrurile Sale.

33. Cel ce caută spre pământ şi-l face pe el de se cutremură; Cel ce se atinge de munţi şi fumegă.

34. Cânta-voi Domnului în viaţa mea, cânta-voi Dunmezeului meu cât voi fi.

35. Plăcute să-i fie Lui cuvintele mele, iar eu mă voi veseli de Domnul.

36. Piară păcătosii de pe pământ şi cei fără de lege, ca să nu mai fie. Binecuvintează, suflete al meu, pe Domnul.

Iarăşi:

37. Soarele şi-a cunoscut apusul său. Pus-ai întuneric şi s-a făcut noapte. Cât s-au mărit lucrurile Tale, Doamne, toate cu înţelepciune le-ai făcut!



Slavă… Şi acum… Aliluia, aliluia, aliluia, slava Tie, Dumnezeul! (de 3 ori) Nădejdea noastră, slavă Ţie.
21. Ha hecho la luna por marcar el tiempo, el sol conoce la hora de su ocaso. 

22. Has puesto la tiniebla y cae la noche, en ella los animales del bosque se ponen en movimiento.

23. Los cachorros del león que rugen por la presa, y reclaman a Dios su alimento.

24. El sol sale y ellos se recogen y van a echarse a sus guaridas. 

25. El hombre saldrá a su trabajo, para hacer su faena hasta la tarde. 

26. Que admirables son tus obras, Señor, has hecho todas las cosas con sabiduría; de tus criaturas está llena la tierra.Allí está la mar, vasta y espaciosa; en ella viven numerosos reptiles, animales pequeños y grandes.

27. Por allí los barcos van y venden, y la ballena que formaste para jugar en ella.

28. Todos esperan de Ti que les des su alimento a su tiempo.  Tú se lo das y lo toma.

29. Abres la mano, y se sacian por tu bondad.  Pero cuando escondes tu rostro, se anonadan;

30. Retiras tu aliento, desaparecen, y vuelven al polvo.

31. Envías tu Espíritu, son creados, y renuevas la faz de la tierra. 

32. ¡Que la gloria del Señor sea eternamente!  El Señor se regocije en sus obras. 

33. Él que mira la tierra, y la hace temblar, que toca las montañas y echan humo.

34. Cantaré al Señor toda mi vida, salmodiaré para mi Dios mientras yo sea. 

35. Que mis pensamientos le sean agradables; encontraré mis delicias en el Señor. 

36. Que los pecadores desaparezcan de la tierra y ya no más existan los impíos.  Bendice al Señor, alma mía.

37. El sol conoce la hora de su ocaso.  Has puesto la tiniebla y cae la noche. Que admirables son tus obras, Señor, has hecho todas las cosas con sabiduría.

 

Gloria… Ahora… 



Aliluya, aliluya, aliluya, gloria a Ti, o Dios.

(3 veces)

Eres nuestro auxilio, gloria a Ti.


Ectenia Mare

Diaconul: Cu pace Domnului să ne rugăm.

(În timpul ecteniei mari strana răspunde după fiecare ectenie de cerere.)



Strana: Doamne miluieşte.

Diaconul: Pentru pacea de sus şi pentru mântuirea sufletelor noastre, Domnului să ne rugăm.

2. Pentru pacea a toată lumea, pentru bună starea sfintelor lui Dumnezeu Biserici şi pentru unirea tuturor, Domnului să ne rugăm.

3. Pentru sfântă biserica aceasta şi pentru cei ce cu credinţă, cu evlavie şi cu frică de Dumnezeu intră într-însa, Domnului să ne rugăm.

4. Pentru Prea Fericitul Părintele nostru (N) Patriarhul Bisericii Ortodoxe Române, pentru Prea Sfinţitul Episcopul nostru (N), pentru cinstita preoţime şi cea întru Hristos diaconime, şi pentru tot clerul şi poporul, Domnului să ne rugăm.

5. Pentru sfânt locaşul acesta, ţara aceasta şi pentru toate oraşele şi satele şi pentru cei ce cu credinţă locuiesc într-însele, Domnului să ne rugăm.

6. Pentru buna-întocmire a văzduhului, pentru îmbelşugarea roadelor pământului şi pen tru vremuri paşnice, Domnului să ne rugăm.

7. Pentru cei ce călătoresc pe ape, pe uscat şi prin aer, pentru cei bolnavi, pentru cei ce se ostenesc, pentru cei robiţi şi pentru mântuirea lor, Domnului să ne rugăm.

Aici se pot adăuga şi alte ectenii pentru felurite cereri.

8. Pentru ca să fim izbăviţi noi, de tot necazul, mânia, primejdia şi nevoia, Domnului să ne rugăm.

9. Apără, mântuieşte, miluieşte şi ne păzeşte pe noi, Dumnezeule, cu harul Tău.

10. Pe Preasfânta, curata, preabinecuvântata, mărita stăpâna noastră, de Dumnezeu Născătoarea şi pururea Fecioara Maria, cu toţi sfinţii să o pomenim.



Strana: Preasfântă Născătoare de Dumnezeu miluieşte-ne pe noi.

Gran Letanía
Diácono:  En paz, rogamos al Señor.

C Kyrie eleison.  (Repítese tras cada plegaria)
Diácono: Por la paz que viene de los cielos y la salvación de nuestras almas, rogamos al Señor.

2. Por la paz del mundo entero, la estabilidad de las santas Iglesias de Dios y la unión de todos, rogamos al Señor.

3. Por esta santa casa, por cuantos en ella entran con fe, piedad y temor de Dios, rogamos al Señor.

Por los cristianos piadosos y ortodoxos, rogamos al Señor.

4. Por nuestro patriarca PAVLE., nuestro obispo LUKA., el orden venerable de los presbíteros, el diaconado en Cristo, por todo el clero y todo lo pueblo, rogamos al Señor.

5. Por nuestro país y quienes lo gobiernan, rogamos al Señor.

Por esta ciudad (pueblo, país), por toda ciudad y aldea y por cuantos viven en fe, rogamos al Señor.

6. Por las estaciones clementes, la abundancia de frutos de la tierra y los días de paz, rogamos al Señor.

7. Por cuantos atraviesan el mar y los aires, los viajeros, los enfermos, los prisioneros, por todos aquellos que padecen y por la salvación de todos, rogamos al Señor.

8. Por ser librados de toda aflicción, enemistad, peligro y necesidad, rogamos al Señor.

9. Socórrenos, sálvanos, ten piedad de nosotros y guárdanos, o Dios, por tu gracia.

10. Invocando nuestra santísima, toda pura, toda bendita y gloriosa Theotokos, la Madre de Dios y siempre-Virgen María, y todos los Santos.



Coro: Santísima Theotokos, sálvanos.


Diaconul: Pe noi înşine şi unii pe alţii şi toată viaţa noastră lui Hristos Dumnezeu să o dăm.

Strana: Ţie, Doamne.

Preotul: Că Ţie se cuvine toată slava, cinstea şi închinăciunea, Tatălui şi Fiului şi Sfântului Duh, acum şi pururea şi în vecii vecilor.

Strana: Amin.

D Confiémonos nosotros mismos, los unos a los otros y toda nuestra vida a Cristo, nuestro Dios.

C A Ti, Señor.

S Porqué a Ti pertenecen toda gloria, honor y adoración, Padre, Hijo y Espíritu Santo, ahora y siempre y por los siglos de los siglos.

C Amín.




(Lectura del psaltiri: se leen los salmos previstos en el Typicón; los días ordinarios se divide el catisma en tres estribillos, intercalando entre la 1ª y la 2ª y entre esta y la 3ª, "Gloria... Ahora... Aliluya, aliluya aliluya, gloria a Ti, o Dios (3x) Kyrie eleison (3x), Gloria... Ahora..."  al acabar la 3ª, "Gloria... Ahora... Aliluya, aliluya, aliluya, gloria a Ti, o Dios." Dónde es costumbre se reduce la lectura del psaltiri a un solo aposento, o un salmo si es muy largo, y se acaba como si se tratara del tercer aposento. Los sábados al atardecer, en las fiestas de la Madre de Dios y de los Santos con polyeleos, se cantan los extractos del primero catisma: Dichoso...")



Lectura del Primer Catisma del Salterio

Psaltirea

Slava... Şi acum…

Psalmul 1

1. Fericit bărbatul, care n-a umblat în sfatul necredincioşilor, aliluia, aliluia, aliluia.


6. Că ştie Domnul calea drepţilor, iar calea necredincioşilor va pieri, aliluia, aliluia, aliluia.

Psalmul 2

11. Slujiţi Domnului cu frică şi vă bucuraţi de El cu cutremur, aliluia, aliluia, aliluia.



Psamlul 3

7. Scoală, Doamne, mântuieşte-mă, Dumnezeul meu, că Tu ai bătut pe toţi cei ce mă vrăjmăşesc în deşert; dinţii păcătoşilor ai zdrobit, aliluia, aliluia, aliluia. 


8. A Domnului este mântuirea şi peste poporul Tău, binecuvântarea Ta, aliluia, aliluia, aliluia. 

Slava... Şi acum…

Aliluia, aliluia, aliluia, slava Ţie, Doamne. (x3) Nădejdea noastră, slavă Ţie.

Gloria… Ahora…



Salmo  1

1. ¡Dichoso el hombre que no sigue el consejo de los impíos, aliluia, aliluia, aliluia.

6. Porque el Señor conoce el camino de los justos, pero el camino de los impíos se pierde, aliluia, aliluia, aliluia.

Salmo 2

11. Servid al Señor con temor, con temblor besad sus pies, aliluia, aliluia, aliluia.



Salmo 3

7. ¡Levántate, Señor! ¡Dios mío, sálvame! Tú hieres en la mejilla a todos mis enemigos, los dientes de los impíos tú rompes, aliluia, aliluia, aliluia.


Gloria...  Ahora…

Aliluya, aliluya, aliluya, gloria a ti, O Dios. (3)  Eres nuestra esperanza, Señor, gloria a ti.



Ectenia Mică

Diaconul: Iară şi iară cu pace, Domnului să ne rugăm.

Strana: Doamne, miluieşte.

Diaconul: Apără, mântuieşte, miluieşte şi ne păzeşte, pe noi, Dumnezeule, cu harul Tău.

Strana: Doamne miluieşte.

Diaconul: Pe Preasfânta, curata, preabinecuvântata, mărita stăpâna noastră, de Dumnezeu Născătoarea şi pururea Fecioara Maria, cu toţi sfinţii să o pomenim.

Strana: Preasfântă Născătoare de Dumnezeu miluieşte-ne pe noi

Diaconul: Pe noi înşine şi unii pe alţii şi toată viaţa noastră lui Hristos Dumnezeu să o dăm.

Strana: Ţie, Doamne.

Preotul: Că Ţie se cuvine toată slava, cinstea şi închinăciunea, Tatălui şi Fiului şi Sfântului Duh, acum şi pururea şi în vecii vecilor.

Strana: Amin.

D Aún y nuevamente en paz, rogamos al Señor.

C Kyrie eleison.

D Socórrenos, sálvanos, ten piedad de nosotros y guárdanos, O Dios, por tu gracia.

C Kyrie eleison.

D Invocando nuestra santísima, toda pura, toda bendita y gloriosa Theotokos, la Madre de Dios y siempre-Virgen María y todos los Santos, confiémonos nosotros mismos, los unos a los otros, y toda la nuestra vida a Cristo, nuestro Dios.

C  A Ti, Señor.
S Porqué a Ti pertenecen toda gloria, honor y adoración, Padre, Hijo y Espíritu Santo, ahora y siempre y por los siglos de los siglos.

C Amín.







- 11 -






Himno del lucernario 

Extractos de los salmos 140 y 141, y a continuación los 129 y 116 en los que se intercalan los estíjeras, normalmente seis, 3 provenientes del Octóijos y 3 del Menologio, o en su defecto todos los estíjersas del Octóijos.



El diácono inciensa el altar, el santuario, y la nave mientras el coro canta el LUCERNARIO en el Eco correspondiente del Octóijos, o bien en el Eco marcado por el Triodo o el Menologio; normalmente se cantan los dos primeros versículos del salmo 140, y los otros son leídos los días ordinarios o cantados en las grandes fiestas.

Psalmul 140

Doamne, strigat-am către Tine, auzi-mă; ia aminte la glasul rugăciunii mele, când strig către Tine, auzi-mă, Doamne!

Să se îndrepteze rugăciunea mea ca tămâia înaintea Ta; ridicarea mâinilor mele, jertfă de seară, auzi-mă, Doamne!

Pune, Doamne, strajă gurii mele şi uşa de îngrădire, împrejurul buzelor mele.

Să nu abaţi inima mea spre cuvinte de vicleşug, ca să-mi dezvinovăţesc păcatele mele.

Cu oamenii cei ce fac fărădelege şi nu mă voi însoţi cu aleşii lor.

Certa-mă-va dreptul cu milă şi mă va mustra, iar untul de lemn al păcătoşilor să nu ungă capul meu.

Că încă şi rugăciunea mea este împotriva vrerilor lor; prăbuşească-se de pe stâncă judecătorii lor.

Auzi-se-vor graiurile mele că s-au îndulcit. Ca o brazda de pământ s-au rupt pe pământ, risipitu-s-au oasele lor lângă iad.

Căci către Tine, Doamne, Doamne, ochii mei, spre Tine am nădăjduit, să nu iei sufletul meu.

Păzeşte-mă de cursa care mi-au pus mie şi de smintelile celor ce fac fărădelege.

Cădea-vor în mreaja lor păcătosii, ferit sunt eu până ce voi trece.

Salmo 140

  1. Coro:  Señor, a Ti clamo, escúchame; escúchame, Señor. Señor, a Ti clamo, escúchame; escucha mi plegaria, cuando clamo hacia Ti, escúchame, Señor.  

  2. Que mi plegaria se eleve ante Ti como el incienso, y mis manos alzadas sean como el sacrificio de la tarde. Escúchame, Señor.

  3. Lector:  Estableces, Señor, para mi boca vigilancia y fortificas mis labios como una compuerta.

  4. No inclinas mi corazón hacia palabras perversas con las que buscar excusas por mis pecados.

  5. Evitaré juntarme a hombres que cometan la iniquidad y sus caudillos.

  6. ¡Que el justo me trate con misericordia y me corrija!  ¡Que el aceite del pecador no toque mi cabeza! 

  7. Mi incesante plegaria se opone a sus deseos. Sus jueces precipitan contra la piedra.

  8. Escucharán la dulzura de mis palabras. Como el terrón que cae a la tierra, así sus huesos se han dispersado cerca de los infiernos.

  9. Hacia Ti, Señor, alzo los ojos, en Ti he puesto mi esperanza.  Tú no descuajas mi alma.

  10. Guárdame de la trampa que me han preparado y de los engaños de quienes cometen la iniquidad.

  11. Los pecadores caerán en su red, por mí parte, yo me aparto solitario hasta mi liberación.




Psalmul 141

Cu glasul meu către Domnul am strigat, cu glasul meu către Domnul m-am rugat.

Vărsa-voi înaintea Lui rugăciunea mea, necazul meu înaintea Lui voi spune.

Când lipsea dintru mine duhul meu, Tu ai cunoscut cărările mele.

În calea aceasta în care am umblat, ascuns-au cursa mie.

Luat-am seama de-a dreapta şi am privit şi nu era cine să mă cunoască.

Pierit-a fuga de la mine şi nu este cel ce căuta sufletul meu.

Strigat-am către Tine, Doamne, zis-am: " Tu eşti nădejdea mea, partea mea eşti în pământul celor vii" .

Ia aminte la rugăciunea mea, că m-am smerit foarte.

Izbăveşte-mă de cei ce mă prigonesc, că s-au întărit mai mult decât mine.

(Stih. Pe 10):

Scoate din temniţă sufletul meu, ca să laud numele Tău.

Pe mine mă aşteaptă drepţii, până ce-mi vei răsplăti mie.

Salmo 141

  1. En mi clamor, imploro al Señor.  Al Señor en mi clamor suplico.

  2. Derramaré mi plegaria en su presencia, ante Él expondré mi angustia.

  3. Cuando el aliento en mi se apaga; Tú conoces mis senderos.

  4. En el camino por dónde voy, me han escondido una trampa.

  5. Busco a mi derecha y miro, y no hay nadie que me conozca.  

  6. A ninguna parte puedo huir, y nadie busca salvar mi alma.

  7. He clamado hacia Ti, Señor, he dicho: Tú eres mi esperanza, mi porción en la tierra de los vivos.

  8. Atiende a mi plegaria, pues soy humillado con exceso, libérame de quienes me persiguen, pues son más fuertes que yo. Saca mi alma de la cárcel pues confieso tu Nombre.





Salmos 129 y 116 con sus Estíjeras del Octóijos

Primer Eco

Acepta nuestras plegarias vesperales, Señor santo, y concédenos la remisión de los pecados, Tú, que revelas la resurrección al mundo.



1.  Los justos me están esperando, hasta que me concedas la recompensa.

Haz vallar a Sión, puéblala, y rodéala. Glorificad al resucitado de entre los muertos, es nuestro Dios y redime de nuestras iniquidades.



Dintru adâncuri am strigat către Tine, Doamne! Doamne, auzi glasul meu!

2.  Desde lo profundo clamo a ti, Señor.  Señor, escucha mi clamor.

Venid, pueblos, elogiad y adorad a Cristo.  Glorificad su resurrección de entre los muertos, pues él es nuestro Dios y redime el mundo del engaño del enemigo.

Fie urechile Tale cu luare-aminte la glasul rugăciunii mele.

3. Atiendan tus oídos, la voz de mi súplica.

¡Alegraos, cielos!  ¡Tocad, O cimientos de la tierra, las trompetas!  ¡Gritad, montes, de alegría! Mirad, es Emmanuel, como Dios compasivo, que clava nuestros pecados a la cruz. Él, el Dador de la vida, da muerte a la muerte resucitando a Adán.

De Te vei uita la fărădelegi, Doamne, Doamne, cine va suferi?, că la Tine este milostivirea.

4.  Si tomases en cuenta las faltas, Señor, ¿quién, Señor, podría subsistir?  Pero contigo hay perdón.

Alabamos a Aquél que por su propia voluntad da su carne para ser crucificada por nosotros. Sufre, es enterrado y resucita de entre los muertos. Rogamos, O Cristo, confirma a tu Iglesia en la fe verdadera y concede la paz a nuestras vidas, Tú que eres Dios bondadoso y compasivo.

Pentru numele Tău, Te-am aşteptat, Doamne; aşteptat-a sufletul meu spre cuvântul Tău, nădăjduit-a sufletul meu în Domnul.

5.  Por tu Nombre te he esperado, Señor.  Mi alma ha esperado tu Logos.  El auxilio de mi alma está con el Señor.

 

Indignos, rodeamos tu sepulcro fuente de vida y ofrecemos una alabanza por tu compasión inefable, Cristo nuestro Dios, Tú eres libre de pecado, que como Dios compasivo aceptas la cruz y la muerte para conceder la resurrección al mundo.

 


Din straja dimineţii până în noapte, din straja dimineţii să nădăjduiască Israel spre Domnul.

6.  Desde la guardia de la mañana hasta la noche, desde la guardia de la mañana.  Esté Israel pendiente del Señor.

 

Elogiamos al Verbo sin comienzo y co-eterno con el Padre, que de forma inefable sale del vientre de la Virgen y por nuestra causa acepta voluntariamente la cruz y la muerte y resucita en gloria y por ello rogamos: Gloria a ti, O Señor, Dador de la vida y Salvador de nuestras almas.  Gloria... Ahora...

 


7. Că la Domnul este mila şi multă mântuire la El, şi El va izbăvi pe Israel din toate fărădelegile lui.

8. Lăudaţi pe Domnul toate neamurile; lăudaţi-L pe El toate popoarele.

9. Că s-a întărit mila Lui peste noi şi adevărul Domnului rămâne în veac.

7.  Pues con el Señor hay la misericordia y con Él abundante redención.  Es Quién liberará a Israel de todas sus iniquidades.

8.  Alabad al Señor todas las naciones, celebradle, pueblos todos.

9.  Pues poderosa es su misericordia hacia nosotros, y la lealtad del Señor permanece por los siglos de los siglos.

 

Teotoquio.

Elogiamos a la Virgen María, gloria de todo el mundo y el umbral del cielo, nacida del hombre y que alumbra al Señor, adorno de los fieles y ensalzada por los coros angelicales, que se muestra ser cielo y templo del único Dios.  Es quién, rasgando el velo de la enemistad, da paso a la paz y al reino.  Es el ancla de nuestra fe y portadora del defensor que es el Señor, a quien ella da a luz.  Animo, pueblo de Dios, tomad valor, pues él, el Todopoderoso, derrotará  vuestros enemigos.

 (Mientras se canta el himno Doxástico, el sacerdote sale del santuario.)




Eco 2º

 

Venid, adorad a Dios Verbo, engendrado del Padre antes de todas los siglos, que toma carne de la Virgen María, sufrie voluntariamente la cruz, es sepultado y resucita de entre los muertos, y me salva que estaba perdido.



 

1.  Los justos me están esperando, hasta que me concedas la recompensa.

 

Nuestro salvador Cristo da fin al compromiso del régimen de la Ley, clavándolo a la cruz, y destruye el dominio de la muerte. Adoramos su resurrección al tercer día.



 

Dintru adâncuri am strigat către Tine, Doamne! Doamne, auzi glasul meu!

2.  Desde lo profundo clamo a ti, Señor.  Señor, escucha mi clamor.

Con los arcángeles, elogiamos la resurrección de Cristo, el redentor y  salvador de nuestras almas, que vendrá de nuevo en gloria y poder para juzgar al mundo, la obra de su creación.

 


Fie urechile Tale cu luare-aminte la glasul rugăciunii mele.

3. Atiendan tus oídos, la voz de mi súplica.

Maestro, el ángel anuncia tu crucifixión y sepultura, diciéndoles a las mujeres: Venid y ved donde yacía el Señor pues resucita según su palabra, pues él es todopoderoso. Por ello, te adoramos, el Único inmortal.  Ten piedad de nosotros, O Cristo, Dador de la vida.

 


De Te vei uita la fărădelegi, Doamne, Doamne, cine va suferi?, că la Tine este milostivirea.

4.  Si tomases en cuenta las faltas, Señor, ¿quién, Señor, podría subsistir?  Pero contigo hay perdón.

Por tu cruz levantado la maldición del árbol, por tu sepultura das fin al dominio de la muerte, y por tu resurrección haces resplandecer a la humanidad y te aclamamos: Gloria a ti, O Cristo, nuestro Dios y benefactor.

 


Pentru numele Tău, Te-am aşteptat, Doamne; aşteptat-a sufletul meu spre cuvântul Tău, nădăjduit-a sufletul meu în Domnul.

5.  Por tu Nombre te he esperado, Señor.  Mi alma ha esperado tu Logos.  El auxilio de mi alma está con el Señor.

Los umbrales de la muerte temerosos, O Señor, se abren ante ti y los porteros de Hades al contemplarte se asombran que destruyes las puertas de hojalata y abates los postes de hierro, desencadenándonos, para conducirnos del valle tenebroso de la muerte hacia la luz.

 


Din straja dimineţii până în noapte, din straja dimineţii să nădăjduiască Israel spre Domnul.

6.  Desde la guardia de la mañana hasta la noche, desde la guardia de la mañana.  Esté Israel pendiente del Señor.

 

Abrimos la boca y entonamos himnos de salvación. Venid y prosternaros ante el Señor en su casa y rogad: Perdona nuestros pecados, tú que ers colgado de la cruz y resucitas de entre los muertos, para permanecer por siempre en el seno del Padre.  Gloria…  Ahora…  

 


7. Că la Domnul este mila şi multă mântuire la El, şi El va izbăvi pe Israel din toate fărădelegile lui.

8. Lăudaţi pe Domnul toate neamurile; lăudaţi-L pe El toate popoarele.

9. Că s-a întărit mila Lui peste noi şi adevărul Domnului rămâne în veac.

7.  Pues con el Señor hay la misericordia y con Él abundante redención.  Es Quién liberará a Israel de todas sus iniquidades.

8. Alabad al Señor todas las naciones, celebradle, pueblos todos.

9.  Pues poderosa es su misericordia hacia nosotros, y la lealtad del Señor permanece por los siglos de los siglos.

Teotoquio.

El régimen de la gracia opuesto a las tinieblas de la antigua Ley da paso al tu misterioso alumbramiento para que permanezcas siempre virgen, como zarza ardiente que se quema pero no se consume, haciendo brilla el Sol de justicia en vez de un pilar del fuego, pues en vez de Moisés, aparece el Cristo, la salvación de nuestras almas.

(Mientras se canta el himno Doxástico, el sacerdote sale del santuario.)
Eco 3º

Tu cruz, Cristo salvador, desarticula el dominio de la muerte y nos redime del engaño del maligno y por ello, la humanidad redimida por la fe, te alaba con himnos por siempre.



 

1.  Los justos me están esperando, hasta que me concedas la recompensa.

Toda la creación resplandece por tu resurrección, O Señor, y se abre de nuevo el paraíso; por ello, toda la creación te ensalza y te vitorea con himnos de alabanza por siempre.

Dintru adâncuri am strigat către Tine, Doamne! Doamne, auzi glasul meu!

2.  Desde lo profundo clamo a ti, Señor.  Señor, escucha mi clamor.

Glorifico a la majestad del Padre y del Hijo y la energía del Espíritu Santo. Un Único Dios, sin divisiones e increado, en Trinidad consubstancial, que reina por los siglos de los siglos.

Fie urechile Tale cu luare-aminte la glasul rugăciunii mele.

3. Atiendan tus oídos, la voz de mi súplica.

Todos somos enjuagados por los hendiduras de los clavos y tus heridas, O Cristo, por lo que adoramos tu cruz y alabamos y glorificamos tu preciosísima resurrección.

De Te vei uita la fărădelegi, Doamne, Doamne, cine va suferi?, că la Tine este milostivirea.

4.  Si tomases en cuenta las faltas, Señor, ¿quién, Señor, podría subsistir?  Pero contigo hay perdón.

Elogiamos al Salvador, encarnado de la Virgen y crucificado por nuestra causa que resucita al tercer día, concediéndonos la gran misericordia.

Pentru numele Tău, Te-am aşteptat, Doamne; aşteptat-a sufletul meu spre cuvântul Tău, nădăjduit-a sufletul meu în Domnul.

5.  Por tu Nombre te he esperado, Señor.  Mi alma ha esperado tu Logos.  El auxilio de mi alma está con el Señor.

Al descender hasta Hades, Cristo anuncia a los muertos la buena nueva: Tomad valor pues hoy es el día de mi triunfo.  Soy la resurrección y os sacaré de aquí pues yo mismo desgarro las compuertas de la muerte.

Din straja dimineţii până în noapte, din straja dimineţii să nădăjduiască Israel spre Domnul.

6.  Desde la guardia de la mañana hasta la noche, desde la guardia de la mañana.  Esté Israel pendiente del Señor.

Te alzamos, indignos de llenar los pórticos de tu morada santa, el himno vesperal, O Cristo nuestro Dios.  Libra de las manos del maligno a tu pueblo, que desde las profundidades te ruega, a ti que iluminas el mundo por tu resurrección al tercer día y eres el único Dios compasivo.  Gloria…  Ahora… 

7. Că la Domnul este mila şi multă mântuire la El, şi El va izbăvi pe Israel din toate fărădelegile lui.

8. Lăudaţi pe Domnul toate neamurile; lăudaţi-L pe El toate popoarele.

9. Că s-a întărit mila Lui peste noi şi adevărul Domnului rămâne în veac.

7.  Pues con el Señor hay la misericordia y con Él abundante redención.  Es Quién liberará a Israel de todas sus iniquidades.

8.  Alabad al Señor todas las naciones, celebradle, pueblos todos.

9.  Pues poderosa es su misericordia hacia nosotros, y la lealtad del Señor permanece por los siglos de los siglos.

Teotoquio

¿Cómo no nos va a sorprender el hecho de tu alumbramiento del Único que es Dios y hombre en uno, O Virgen santa?  Sin conocer varón, sin defecto das el nacer y traes al mundo el Hijo sin padre carnal, engendrado del Padre sin madre antes de todos los siglos, que sin sufrir cambio alguno, ni confusión o división, conserva enteramente lo propio de ambas naturalezas en su Persona.  Por ello, Señora, Virgen-Madre, intercede ante Aquél para que salve las almas de los que en la fe verdadera te llamamos la Theotokos.

(Mientras se canta el himno Doxástico, el sacerdote sale del santuario.)

Eco 4º

Veneramos tu cruz vivificadora, O Cristo Señor nuestro, y glorificamos tu resurrección al tercer día pues restauras la naturaleza humana corrupta, O Poderoso, y vences el obstáculo que cierra nuestra entrada al cielo y, de nuevo, abres paso a nuestra ascensión, pues solo Tú eres el Único Dios, bueno y bondadoso.



1.  Los justos me están esperando, hasta que me concedas la recompensa.

Eres voluntariamente clavado al madero de la cruz, por la cual anulas la pena de la desobediencia incurrida a través del árbol, para poder descender hasta Hades, y desatas las ataduras de la muerte: por ello, adoramos tu resurrección de entre  los muertos, y jubilosos, clamamos: ¡Señor todopoderoso, gloria a ti!



Dintru adâncuri am strigat către Tine, Doamne! Doamne, auzi glasul meu!

2.  Desde lo profundo clamo a ti, Señor.  Señor, escucha mi clamor.

Rasgas, Señor, las compuertas de Hades por tu muerte y despojas el dominio de la muerte.  Concedes la vida y la incorruptabilidad al género humano, librándole de putrefacción, y al mundo la gran misericordia.

Fie urechile Tale cu luare-aminte la glasul rugăciunii mele.

3. Atiendan tus oídos, la voz de mi súplica.

Venid, pueblos todos, a vitorear la resurrección al tercer día del Salvador que nos quita las cadenas irrompibles de Hades para hacernos participes de la incorruptabilidad y la vida. Por eso, exclamamos: ¡O crucificado que fuiste sepultado, O resucitado, sálvanos por tu resurrección, O clementísimo Dios uno!

De Te vei uita la fărădelegi, Doamne, Doamne, cine va suferi?, că la Tine este milostivirea.

4.  Si tomases en cuenta las faltas, Señor, ¿quién, Señor, podría subsistir?  Pero contigo hay perdón.

Los ángeles y los hombres, O Salvado, alaban tu resurrección al tercer día, cuya luz alumbra los confines de la tierra. Librados, pues, de la esclavitud a los designios del maligno, exclamamos todos: Salvador todopoderoso, creador de la vida, sálvanos por tu resurrección, O clementísimo Dios uno.

Pentru numele Tău, Te-am aşteptat, Doamne; aşteptat-a sufletul meu spre cuvântul Tău, nădăjduit-a sufletul meu în Domnul.

5.  Por tu Nombre te he esperado, Señor.  Mi alma ha esperado tu Logos.  El auxilio de mi alma está con el Señor.

La hojalata de las puertas no detienen tu entrada ni aguantan las ataduras de las cadenas pues alzas nuestra humanidad caída, O Cristo nuestro Dios, y por ello, exclamamos unánimes: O Señor resucitado de entre los muertos, gloria a ti.

Din straja dimineţii până în noapte, din straja dimineţii să nădăjduiască Israel spre Domnul.

6.  Desde la guardia de la mañana hasta la noche, desde la guardia de la mañana.  Esté Israel pendiente del Señor.

Tu nacimiento del Padre es intemporal y eterno, O Señor, y tu encarnación de la Virgen es inefable e incomprensible. Mas, por tu llegada a Hades estremeces de pavor al diablo y sus ángeles pues al tercer día resucitas, pisoteando la muerte, para concedernos la incorruptibilidad y la gran misericordia.  Gloria…  Ahora…  

7. Că la Domnul este mila şi multă mântuire la El, şi El va izbăvi pe Israel din toate fărădelegile lui.

8. Lăudaţi pe Domnul toate neamurile; lăudaţi-L pe El toate popoarele.

9. Că s-a întărit mila Lui peste noi şi adevărul Domnului rămâne în veac.

7.  Pues con el Señor hay la misericordia y con Él abundante redención.  Es Quién liberará a Israel de todas sus iniquidades.

8. Alabad al Señor todas las naciones, celebradle, pueblos todos.

9.  Pues poderosa es su misericordia hacia nosotros, y la lealtad del Señor permanece por los siglos de los siglos.


Teotoquio.

El profeta David, por la providencia deviniendo el venerable antepasado de Dios, canta un cántico nuevo sobre ti, anunciando así las maravillas que en ti se manifestarán: ¡La reina espera a tu Diestra!   Es Dios, que dichosamente se encarna de ti sin padre, que te proclama madre y anfitriona de la vida con el fin de restaurar en nosotros el icono Suyo que hemos desfigurado por nuestras pasiones.  Es él quien alza en hombros a la oveja descarrilada por el sendero para traerla hasta el Padre, colocándola por su propia voluntad entre los poderes celestiales. Es Cristo, en su misericordia grande y abundante, O Theotokos, Quién salva al mundo.

(Mientras se canta el himno Doxástico, el sacerdote sale del santuario.)

Rogativa del Eco 1º

Por tu preciosísima cruz vences al diablo, O Cristo, y por tu resurrección, anulas el desconsuelo del pecado y nos liberas de la prisión de la muerte. O Hijo unigénito, te glorificamos.



1.  Los justos me están esperando, hasta que me concedas la recompensa.

Conducen a Quien concede la resurrección a la raza humana como un cordero al matadero, pero los príncipes del infierno se estremecen ante él y se abre la cárcel que es la agonía, pues Cristo, el rey de la gloria, desciende entre los condenados para anunciarles: ¡Sois libres! A los que yacen ocultos en la oscuridad, dice: ¡Dejaros ver y que os envuelva la iluminación! 



Dintru adâncuri am strigat către Tine, Doamne! Doamne, auzi glasul meu!

2.  Desde lo profundo clamo a ti, Señor.  Señor, escucha mi clamor.

¡Qué maravilla asombrosa! El Creador de las cosas invisibles sufre en la carne!  ¡El Único inmortal, resucita!  Venid, naciones todas, y adorad al Dios uno que sabemos elogiar en tres Personas y que en su bondad nos libra del error.

Fie urechile Tale cu luare-aminte la glasul rugăciunii mele.

3. Atiendan tus oídos, la voz de mi súplica.

O Luz que nunca desvanece, ofrecemos esta adoración nocturna, pues Tú mismo te dignas colmar el mundo de luz en la plenitud de los tiempos y, siendo tu carne la reflexión de tu resplandor, desciendes hasta Hades para ahuyentar las tinieblas, y manifestar ante todas las naciones la luz de la resurrección.  O Señor, Dador de la luz, gloria a ti.

De Te vei uita la fărădelegi, Doamne, Doamne, cine va suferi?, că la Tine este milostivirea.

4.  Si tomases en cuenta las faltas, Señor, ¿quién, Señor, podría subsistir?  Pero contigo hay perdón.

Glorificamos a Cristo, el autor de nuestra salvación, pues el mundo es exonerado de su error por la resurrección de entre los muertos; el coro de los ángeles se maravilla y se ahuyenta el error de los demonios; el Adán caído es restituido y el maligno es aniquilado.

Pentru numele Tău, Te-am aşteptat, Doamne; aşteptat-a sufletul meu spre cuvântul Tău, nădăjduit-a sufletul meu în Domnul.

5.  Por tu Nombre te he esperado, Señor.  Mi alma ha esperado tu Logos.  El auxilio de mi alma está con el Señor.

Los judíos mandan los guardas a ocultar la resurrección de Cristo, sobornándoles con monedas de plata para que digan: Mientras dormiamos, hurtan los restos de la tumba.  ¡Qué disparate!  ¿Cómo va ser un cadáver ungido y desnudo jamás robado de la tumba y sus ropajes no?  O judíos, no os engañéis y comprended lo que dicen los profetas: ¡él es en verdad el Redentor del mundo, el Dios, Todopoderoso!

Din straja dimineţii până în noapte, din straja dimineţii să nădăjduiască Israel spre Domnul.

6.  Desde la guardia de la mañana hasta la noche, desde la guardia de la mañana.  Esté Israel pendiente del Señor.

Señor, nuestro salvador, vencedor de Hades, que pisoteas la muerte e iluminas el mundo por tu santa cruz, ten misericordia de nosotros.  Gloria…  Ahora…

7. Că la Domnul este mila şi multă mântuire la El, şi El va izbăvi pe Israel din toate fărădelegile lui.

8. Lăudaţi pe Domnul toate neamurile; lăudaţi-L pe El toate popoarele.

9. Că s-a întărit mila Lui peste noi şi adevărul Domnului rămâne în veac.
7.  Pues con el Señor hay la misericordia y con Él abundante redención.  Es Quién liberará a Israel de todas sus iniquidades.

8.  Alabad al Señor todas las naciones, celebradle, pueblos todos.

9.  Pues poderosa es su misericordia hacia nosotros, y la lealtad del Señor permanece por los siglos de los siglos.

Teotoquio.

Moisés escribe el icono de la esposa incorrupta al dividir las aguas del Mar rojo, como en tu anunciación, Gabriel participa del milagro. Antaño, Israel atraviesa las profundidades, seco y calzado; ahora la Virgen da a luz a Cristo sin necesidad de semilla varonil.  Tras la travesía de Israel, el mar vuelve impasible a su lecho, después del nacimiento de Emmanuel, la Virgen inmaculada permanece inmaculada.  Tú, que eres Dios por siempre y lo serás siempre y que te haces hombre, ten misericordia de nosotros.

(Mientras se canta el himno Doxástico, el sacerdote sale del santuario.)

Rogativa del Eco 2º

O Cristo, vencedor de Hades, subes a la cruz para ahuyentar las tinieblas de los que yacen muertos, y siendo libertador entre los muertos, por la claridad que irradias en tu divinidad vivificas todo, O Salvador todopoderoso, ten misericordia de nosotros.



1.  Los justos me están esperando, hasta que me concedas la recompensa.

Hoy resucitas según tu palabra, Cristo, asolando la muerte para conceder la alegría al mundo. De modo que los que entonamos este himno pudieramos decir: ¡O Fuente vivificadora, O Luz inasequible, O Salvador todopoderoso, ten misericordia de nosotros!



Dintru adâncuri am strigat către Tine, Doamne! Doamne, auzi glasul meu!

2.  Desde lo profundo clamo a ti, Señor.  Señor, escucha mi clamor.

Fugarnos, pecadores, para ocultarnos de ti, O Señor omnipresente en toda tu creación, ¿dónde?  ¿Al cielo donde haces tu morada?  ¿Al infierno donde vences la muerte?  ¿En las profundidades del mar?  Tu mano alcanza hasta allí, O Maestro, por lo que acudimos a ti y a tus pies, rogamos: O Resucitado de entre los muertos, ten misericordia de nosotros.

Fie urechile Tale cu luare-aminte la glasul rugăciunii mele.

3. Atiendan tus oídos, la voz de mi súplica.

Magnificamos tu cruz, O Cristo, y alabamos y glorificamos tu resurrección. Eres nuestro Dios y no reconocemos ningún otro señor aparte de ti.  Bendecimos al Señor y glorificamos su resurrección pues al aceptar la cruz, destruye la muerte por su muerte.

De Te vei uita la fărădelegi, Doamne, Doamne, cine va suferi?, că la Tine este milostivirea.

4.  Si tomases en cuenta las faltas, Señor, ¿quién, Señor, podría subsistir?  Pero contigo hay perdón.

Por todas las bendiciones del Señor, ofrecemos cánticos por su resurrección, por la cruz salvadora, das muerte a la muerte.

Pentru numele Tău, Te-am aşteptat, Doamne; aşteptat-a sufletul meu spre cuvântul Tău, nădăjduit-a sufletul meu în Domnul.

5.  Por tu Nombre te he esperado, Señor.  Mi alma ha esperado tu Logos.  El auxilio de mi alma está con el Señor.

Gloria a la majestad de tu victoria sobre la muerte, O Señor. Por tu cruz nos restauras, concediéndonos la vida y la incorruptabilidad.

Din straja dimineţii până în noapte, din straja dimineţii să nădăjduiască Israel spre Domnul.

6.  Desde la guardia de la mañana hasta la noche, desde la guardia de la mañana.  Esté Israel pendiente del Señor.

Por tu sepultura, O Cristo, rasgas las ataduras de Hades y por tu resurrección de entre los muertos concedes luz al mundo. Gloria a ti, O Señor.  Gloria...  Ahora...

7. Că la Domnul este mila şi multă mântuire la El, şi El va izbăvi pe Israel din toate fărădelegile lui.

8. Lăudaţi pe Domnul toate neamurile; lăudaţi-L pe El toate popoarele.

9. Că s-a întărit mila Lui peste noi şi adevărul Domnului rămâne în veac.

7.  Pues con el Señor hay la misericordia y con Él abundante redención.  Es Quién liberará a Israel de todas sus iniquidades.

8.  Alabad al Señor todas las naciones, celebradle, pueblos todos.

9.  Pues poderosa es su misericordia hacia nosotros, y la lealtad del Señor permanece por los siglos de los siglos.

Teotoquio.

¿Quién se atreve a no bendecirte, Santísima Virgen?  ¿Quién osa no alabar la maravilla de tu parto misterioso?  Contemplad cómo el Hijo unigénito, el mismísimo Resplandor del Padre antes de todos los tiempos, sale de tu vientre puro, encarnándose inefablemente de ti. Es Aquél, que por su naturaleza es Dios y por nuestro salvación se despoja* para tomar la naturaleza humana: siendo no dos personas distintas sino dos naturalezas sin confusión.  O Excelente, O Bendita, ten piedad de nuestras almas, te rogamos. (Filp. 2, 7)

(Mientras se canta el himno Doxástico, el sacerdote sale del santuario.)


Eco Grave

Venid, festejad al Señor, vencedor de la muerte, que hace irradiar a la humanidad y con los ángeles entonad: Gloria a ti, Creador nuestro y Salvador.



1.  Los justos me están esperando, hasta que me concedas la recompensa.

Crucificado y sepultado por nuestro bien, O Salvador, como Dios das muerte a la muerte por tu muerte, por ello adoramos tu resurrección al tercer día.  Gloria a ti, O Señor.



Dintru adâncuri am strigat către Tine, Doamne! Doamne, auzi glasul meu!

2.  Desde lo profundo clamo a ti, Señor.  Señor, escucha mi clamor.

Tus apóstoles entonan el himno angelical de alabanza, maravillados al contemplar la resurrección del Creador: He aquí la gloria de la Iglesia y el tesoro del Reino.  Gloria a ti, O Señor, que padeces la muerte por nosotros.

Fie urechile Tale cu luare-aminte la glasul rugăciunii mele.

3. Atiendan tus oídos, la voz de mi súplica.

Eres tomado preso por los malvados, O Cristo, siendo mi Dios y no me avergüenzo.  No niego los azotes que padeces, ni ocultaré que eres clavado al madero de la cruz. Me jacto de tu resurrección, pues tu muerte es mi vida. Dios todopoderoso y clemente, gloria a ti.

De Te vei uita la fărădelegi, Doamne, Doamne, cine va suferi?, că la Tine este milostivirea.

4.  Si tomases en cuenta las faltas, Señor, ¿quién, Señor, podría subsistir?  Pero contigo hay perdón.

Muestra a los discípulos la majestad de su Templo en Sión, según la profecía de David, y manifiesta que con el Padre y el Espíritu Santo es alabado y glorificado por siempre, siendo desde siempre el Verbo incorpóreo y, por su encarnación, el clementísimo Dios hecho hombre por nuestra salvación, muerto y resucitado en majestad.

Pentru numele Tău, Te-am aşteptat, Doamne; aşteptat-a sufletul meu spre cuvântul Tău, nădăjduit-a sufletul meu în Domnul.

5.  Por tu Nombre te he esperado, Señor.  Mi alma ha esperado tu Logos.  El auxilio de mi alma está con el Señor.

Desciendes como Dios y Maestro, O Cristo, por voluntad propia hasta Hades dando fin a la muerte y contigo resucitas al tercer día al venerable Adán, cautivo de las cadenas del infierno y de la corruptabilidad, que exclama: Gloria a tu resurrección, O Dios clemente.

Din straja dimineţii până în noapte, din straja dimineţii să nădăjduiască Israel spre Domnul.

6.  Desde la guardia de la mañana hasta la noche, desde la guardia de la mañana.  Esté Israel pendiente del Señor.

Tendido tres días en la tumba como si dormido, O Señor, resucitas en majestuosidad poderosa, resucitando contigo a Adán de la corrupción de la muerte, O Todopoderoso.  Gloria... Ahora...

7. Că la Domnul este mila şi multă mântuire la El, şi El va izbăvi pe Israel din toate fărădelegile lui.

8. Lăudaţi pe Domnul toate neamurile; lăudaţi-L pe El toate popoarele.

9. Că s-a întărit mila Lui peste noi şi adevărul Domnului rămâne în veac.

7.  Pues con el Señor hay la misericordia y con Él abundante redención.  Es Quién liberará a Israel de todas sus iniquidades.

8.  Alabad al Señor todas las naciones, celebradle, pueblos todos.

9.  Pues poderosa es su misericordia hacia nosotros, y la lealtad del Señor permanece por los siglos de los siglos.

Teotoquio.

Te distingues, O Theotokos, como madre por encima de la naturaleza y virgen inefable e inconcebible.  ¡Cuan inexplicable milagro, tu parto! ¡Que maravillosa la concepción, O Inmaculada! ¡Es inapeable tu alumbramiento de Dios, que altera por Su Providencia el orden de la naturaleza! Por ello, te llamamos la Madre del Dios, y te invocamos fervorosos: ¡Intercede por la salvación de nuestras almas!

(Mientras se canta el himno Doxástico, el sacerdote sale del santuario.)

Rogativa del Eco 4º

Elevamos, O Cristo, nuestro oficio nocturno y oblación espiritual, pues te dignas mostrarnos tu piedad por tu resurrección.



1.  Los justos me están esperando, hasta que me concedas la recompensa.

Señor, Señor, no nos apartes de tu presencia y dígnate mostrarnos tu misericordia por la resurrección.

Dintru adâncuri am strigat către Tine, Doamne! Doamne, auzi glasul meu!

2.  Desde lo profundo clamo a ti, Señor.  Señor, escucha mi clamor.

Festejad, O Sión, madre de iglesias y morada del Altísimo Dios, eres la primera en recibir la remisión de los pecados por la resurrección.

Fie urechile Tale cu luare-aminte la glasul rugăciunii mele.

3. Atiendan tus oídos, la voz de mi súplica.

Cuantos éramos sujetos a la muerte, somos redimidos por el Verbo, unigénito de Dios Padre antes de todos los siglos, que en los últimos tiempos se encarna de la virgen, muere, es crucificado y resucita. 

De Te vei uita la fărădelegi, Doamne, Doamne, cine va suferi?, că la Tine este milostivirea.

4.  Si tomases en cuenta las faltas, Señor, ¿quién, Señor, podría subsistir?  Pero contigo hay perdón.

Glorificamos tu resurrección de entre los muertos, O Cristo, pues exoneras la raza de Adán del tormento de Hades y, como Dios, concedes la vida eterna al mundo y la gran misericordia.

Pentru numele Tău, Te-am aşteptat, Doamne; aşteptat-a sufletul meu spre cuvântul Tău, nădăjduit-a sufletul meu în Domnul.

5.  Por tu Nombre te he esperado, Señor.  Mi alma ha esperado tu Logos.  El auxilio de mi alma está con el Señor.

Gloria a ti, O Cristo, Salvador, Hijo unigénito del Único Dios, que eres clavado por cruz y al tercer día te desembarazas de la tumba.

Din straja dimineţii până în noapte, din straja dimineţii să nădăjduiască Israel spre Domnul.

6.  Desde la guardia de la mañana hasta la noche, desde la guardia de la mañana.  Esté Israel pendiente del Señor.

Te glorificamos, O Señor, que voluntariamente aceptas la cruz por salud nuestra y te adoramos, Salvador todopoderoso y Amigo del hombre, no escondas tu rostro, sino escúchanos y sálvanos por tu resurrección. Gloria...  Ahora...

7. Că la Domnul este mila şi multă mântuire la El, şi El va izbăvi pe Israel din toate fărădelegile lui.

8. Lăudaţi pe Domnul toate neamurile; lăudaţi-L pe El toate popoarele.

9. Că s-a întărit mila Lui peste noi şi adevărul Domnului rămâne în veac.

7.  Pues con el Señor hay la misericordia y con Él abundante redención.  Es Quién liberará a Israel de todas sus iniquidades.

8.  Alabad al Señor todas las naciones, celebradle, pueblos todos.

9.  Pues poderosa es su misericordia hacia nosotros, y la lealtad del Señor permanece por los siglos de los siglos.

Teotoquio.

Por su clemencia para con el hombre, el Rey del cielo se muestra sobre la tierra y hace su Morada entre nosotros,* encarnándose de la Virgen pura y hecho hombre, sale de su vientre.  Es el Hijo unigénito con dos naturalezas, sin confusión en una sola persona.  Por ello, confesamos que Cristo es nuestro Dios y lo proclamamos ser perfectamente hombre verdadero y Dios perfecto. Te rogamos pues, O Madre Virgen, ten piedad de nuestras almas.        * (Jn 1, 14)

 

(Mientras se canta el himno Doxástico, el sacerdote sale del santuario.)







Yüklə 292,84 Kb.

Dostları ilə paylaş:
  1   2   3   4




Verilənlər bazası müəlliflik hüququ ilə müdafiə olunur ©muhaz.org 2020
rəhbərliyinə müraciət

    Ana səhifə