El tabaquismo (la dependencia al tabaco y las enfermedades resultantes) ha alcanzado un status de “pandemia”, con características distintas en diferentes regiones del planeta



Yüklə 22,81 Kb.
tarix28.10.2017
ölçüsü22,81 Kb.


PROYECTO DE RESOLUCION

LA HONORABLE CAMARA DE DIPUTADOS DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES


RESUELVE

Declárese de Interés Legislativo las actividades de formación en valores humanos y de educación no formal, que viene cumpliendo el Movimiento Scout de la República Argentina desde sus inicios en el año 1.909.-



FUNDAMENTACION

A fines del siglo XIX Inglaterra se encuentra en lucha con los Boers colonos Holandeses asentados en Sudáfrica para ese entonces territorio colonial de la Gran Bretaña. En este conflicto el Coronel Robert Baden Powell se encontraba al frente de las tropas acantonadas en Mafeking.

Durante este conflicto se produce el sitio, por parte de los Boers, del campamento de las tropas inglesas, observando Baden Powell que gran cantidad de niños y adolescentes nativos, corrían serios riesgos por estar sin ocupación, en lugares poco seguro.

Para darles una ocupación, Baden Powell creó el Cuerpo de Cadetes de Mafeking, que reunió a todos esos muchachos y les asignó tareas de mensajería y de ayuda en lugares fuera de la línea de combate.

Así mismo, les inculcó valores de amistad, fraternidad, caballerosidad, y respeto a la naturaleza, que más tarde se transformaron en un código de Honor.

A consecuencia de estas experiencias B.P escribe un libro denominado “ Ayuda para la Exploración “, dirigido a personal del ejército, pero que tuvo más éxito con los muchachos, que con el personal militar.

En 1907 junto con un grupo de seguidores, organiza el primer campamento scout en la isla de Brownsea, que es considerado este acontecimiento como el nacimiento de este movimiento educativo internacional.

HISTORIA DEL MOVIMIENTO SCOUT EN ARGENTINA


A principios del siglo XX, en la línea Sur de los ferrocarriles del Gran Buenos Aires (hoy Transportes Metropolitanos Roca), trabajaban algunos ingenieros británicos que habían conocido el Movimiento Scout en Europa, o habían leído “Aids for Scouting” y los 15 fascículos de Baden-Powell de “Scoutingfor boys” (Escultismo para Muchachos), que dieron origen al Movimiento Scout en el mundo. Estos inmigrantes, fueron quienes propiciaron la creación de Grupos Scouts en los Colegios Británicos, e inmediatamente se fueron abriendo grupos en colegios nacionales o en otros lugares como los cuarteles de bomberos y las comisarías.

En 1909 ya se realizaban campamentos Scouts en Morón, Claypole, Gándara y en otras localidades.

En abril de 1909 Baden-Powell, arribaba al país de regreso de un viaje a Chile y grande fue su sorpresa, cuando a su arribo lo estaba esperando una Patrulla de Lomas de Zamora, precursora del actual Grupo Scout “General Galo Lavalle” de la localidad de Banfield, del sur del Gran Buenos Aires.

El creador del Movimiento Scout, se alojó como huésped de honor, en el Jockey Club de Buenos Aires, allí fue invitado por el secretario de la Asociación Cristiana de Jóvenes, Sr. Russel D. Cristian, a dar una conferencia sobre el Movimiento Scout.

Como consecuencia de la misma, se formó la Comisión Organizadora del Movimiento Scout en la Argentina, constituida por: J.M. Dreysdale, R.F. Burney Wall, M.S. Fairlie,J. Wilson, A. Penny y C.C. Kennard.

En 1910, después de un viaje a Europa, donde se familiarizó con el método creado por Baden-Powell, Cristian Russel, acepta el cargo de Comisionado y organiza el primer Torneo Scout donde participaron jóvenes provenientes de Lomas de Zamora y del Colegio Escocés.

Rápidamente comenzaron a surgir grupos, llamados entonces “Compañías”, en los barrios de Barracas y Villa Devoto.

En septiembre de 1911, Arturo Penny, contactó al Dr. Francisco P. Moreno, importante personalidad del quehacer nacional, quien siendo presidente del Consejo Escolar Vº, deseaba introducir el Movimiento Scout en los colegios de Barracas. En tres meses, la Compañía Barracas estaba funcionando.

En 1912, surge la necesidad de contar con una Asociación Nacional, y el 4 de julio de ese año, en la casa del Perito Moreno (en la calle Caseros 2841 de la ciudad de Buenos Aires), como medio de estimular en la vida de niños y jóvenes de la República, el gusto por las excursiones al aire libre, la observación de la naturaleza, el culto del honor, la lealtad y la honradez, el dominio y respeto de sí mismo y de los demás, el amor al prójimo, a la familia a la patria y a la humanidad, resuelven constituir la Comisión Organizadora del Movimiento Scout en el País, creando una institución que se denominará Asociación de Boy Scouts Argentinos, siendo sus autoridades:
Presidente: Dr. Francisco P. Moreno

Vicepresidente: Gral. Rosendo Fraga

Tesorero: Sr. Montheit Dreysdale

Secretario: Dr. Modesto Quiroga

Vocales: Gral. Angel P. Allaria, Sr. José Juan Biedma , Sr. Juan Canter, Dr. Manuel J. Corvalán, Gral. Luis Dellepiane, Sr. Ricardo Dowdall, Sr. Clemente Onelli, Gral. Pablo Richieri, Sr. Tomás Santa Coloma, Sr. Carlos Ripamonti, Cnel. Martín Rodríguez, Dr. Frank Soler, Arq. Carlos Thays, Ing. Arturo Young

Comisionado Nac.: Sr. Russel Cristian.

Dos años después, el tiempo que tomó preparar el estatuto y los reglamentos, el Teniente General Ricchieri, reemplaza al Dr. Moreno en la Presidencia de la Asociación.

En 1922 la Asociación ingresa a la Oficina Internacional, fundada en 1920, con sede en Londres, lo que tiene un valor significativo, pues Argentina comienza a participar de las Conferencias Scouts Mundiales.

El 20 de mayo del mismo año, en la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, se realiza el Primer Congreso Nacional Scout.

En esa década se comienza a generar en Parroquias y Colegios Católicos, con el auspicio de las autoridades eclesiásticas nacionales, una nueva vertiente del movimiento “los Grupos de Scouts Católicos”.

En 1929, en Gerli, en la capilla de la Compañía de San Pablo – hoy parroquia San José de los Obreros – el Ing. Armando Fisher, abre un Grupo Scout, que se cierra un año después, pero no cede al desaliento y en 1923, funda el Grupo Scout Cardenal Ferrari, en la calle Belgrano 2600 de la ciudad de Buenos Aires, junto a Julia Hechart, José María Supino, Alfonso Rafaelli y al Padre José Guerini.

Paralelamente el Padre Julio Meinvielle, empieza a organizar campamentos de jóvenes en su parroquia, ejemplo que siguen otros sacerdotes católicos. Todos esos esfuerzos se aúnan y el 7 de abril de 1937, el cardenal Copello, entonces Obispo Primado de la Argentina, reconoce la Comisión de la Unión Scouts Católicos Argentinos, (USCA), siendo sus miembros:

Presidente: Gral. Ezequiel Pereyra

Vicepresidente 1°: Contralmirante Osvaldo Repetto}

Vicepresidente 2°: Dr. Ernesto Padilla (h)

Secretario: Padre Julio Meinvielle

Prosecretario: Dr. Alfonso Rafaelli.

En el primer año de vida, ya se oficializaba el funcionamiento de 40 Grupos Scouts en Capital Federal y muy pronto comenzaron a instalarse grupos en las parroquias del interior del país. Todos los años en el mes de septiembre un creciente número de Scouts católicos celebraban la Semana Scout en la plaza Colón, y en el predio de la Sociedad Rural Argentina en Palermo.

En 1945, dirigentes nacionales y del resto del continente americano, preocupados por la capacitación que recibían – todo el material bibliográfico sobre el tema se editaba en inglés – perfilan la formación del Consejo Interamericano de Movimiento Scout, que se funda en 1946, en Bogotá, Colombia. Así fue, que la Región Interamericana es la primera en organizarse en todo el mundo.

Como hemos dicho anteriormente, en nuestro país la primer Patrulla fue organizada en Lomas de Zamora Provincia de Buenos Aires, por el Sr. Arturo Penny en el año 1908, y es hoy la iniciadora del Grupo Scout General Lavalle de Banfield.

La Asociación “la Obra de la Patria” que presidía el Dr. Francisco Pascacio Moreno y que reúne en su seno a destacadas figuras de nuestro país, se interesa por el Movimiento y resuelve agregar a sus actividades el patrocinio del Escultismo. Ya en 1911 comienza a madurar la idea de reunir todos los Grupos Scouts bajo una sola dirección. El Sr. Russel D. Cristian, que estaban organizando la Agrupación, se pone en contacto con el Dr. Moreno y se acuerda realizar una asamblea para dejar constituida la Asociación de Boy Scouts.

Así, el 4 de Julio de 1912 se realiza la asamblea para constituir el primer CONSEJO NACIONAL.

El 26 de febrero de 1917 se obtiene la personería jurídica y el 13 de noviembre de ese mismo año el Presidente de la Nación Dr. Hipólito Irigoyen firma el decreto por el cual se declara al Scoutismo Institución Nacional, y se crea la Junta Ejecutiva de la Asociación Nacional de Boy Scouts Argentinos.

En la ciudad de Zárate el Scoutismo aparece en el año 1916, cuando un grupo de ciudadanos en su mayoría Suboficiales de la Marina crea la “Compañía de Boy Scouts Zárate”, la cual funcionó en terrenos del Arsenal de Artillería de Marina de Zárate.

En el año 1957, la Institución Nacional introduce una nueva metodología educativa dividiendo a los miembros menores, en grupos de acuerdo a sus edades.

En esta oportunidad se crea el Lobatismo o Manada, basado en el cuento de Rudyard Kipling, “El Libro de las Tierras Vírgenes”. Con esta nueva metodología los niños y dirigentes se identifican con los personajes del cuento.

Por este motivo, en la Agrupación Page se realiza un desdoblamiento, en donde los niños menores de diez años pasan a integrar el nuevo grupo llamado Manada.(Grupo de Lobos)

Así algunos de sus miembros como hecho anecdótico, primeros fueron Scouts y luego lobatos.

Este proceso fue negativo para los lobatos que formaron la Primer Manada, ya que esta partición, para ellos fue como un retroceso, y algunos se retiraron defraudados.

Durante esta época se produjo un cambio significativo en el método scout, el cual sin abandonar sus tradiciones, de las que hablaremos mas adelante, comenzó a incursionar en las nuevas tecnologías del siglo XX. Tal es así que la Agrupación contó con, una radioestación y varias licencias de Radioaficionados, actividades de navegación terrestre y fluvial, computación, música moderna, actividades necesarias para atrapar las inquietudes de los muchachos y muchachas del nuevo milenio.

Como hemos dicho anteriormente, el movimiento Scouts, estuvo nucleado en dos instituciones nacionales, la I.N.S.A, Institución Nacional del Scoutismo Argentino, y la U.S.C.A, Unión de Scouts Católicos Argentinos, sin dejar de mencionar a A.G.A, Asociación de Guías Argentinas y los Scouts de Don Bosco, instituciones de carácter cerrado.

En la I.N.S.A, institución a la que pertenecía la agrupación Alférez Nelson Tomás Page, comienza a trabajarse la idea gestada por la Conferencia Internacional, que sugería que en todos los países, debía haber una sola institución que nucleara a los Scouts.

En el año 1992 la Institución Nacional pasa a llamarse A.S.A., Asociación Scouts Argentina, para dejar liberado el nombre Institución Nacional, y comienzan las negociaciones encabezada por la Jefa Scout Nacional Diana Molina por I.N.S.A, y José Acaputo por U.S.C.A.

Este objetivo fue logrado en el año 1996, en que se crea Scout de Argentina, institución de carácter nacional que nuclea a todos los grupos Scouts oficialmente reconocidos, siendo Rodolfo Vincent (Ex ASA) el primer Jefe scout Nacional de la nueva Asociación, y José Acaputo (Ex USCA), el Director Ejecutivo.

A partir de la unión la recomendación de Scouts de Argentina; fue que las Unidades sean coeducativas o mixtas.

Dentro de esta Institución, las llamadas Compañías en los años 20’, Agrupaciones en las décadas del 30’ al 70’, pasaron a llamarse Grupos Scouts, a partir de la Unión.

Recordaremos ahora algunas tradiciones que hacen a la espiritualidad del movimiento, otra arista importante de los Scouts.

La gran mayoría de estas tradiciones, fueron tomadas por el fundador del movimiento, de los Zulues, ya que fue con ellos, en donde transcurrió gran parte de su carrera militar, y de quienes aprendió mucho sobre la naturaleza.

Baden Powel, a pesar de ser enemigo de estos aborígenes, era reconocido por ello como un gran guerrero, y lo llamaban “Impessa”, que en dialecto zulú significa, “El Lobo que nunca duerme”.

Este reconocimiento se refleja en una tradición que hoy perdura, y es el saludo con la mano izquierda, saludo que caracteriza a todo scout.

Como sabemos, el saludo tradicional con la extensión de la mano derecha, proviene de los antiguos caballeros medievales, que significaba mostrar la mano desarmada.

Para los Zulues, la costumbre era estrecharse la mano izquierda, en señal que se despojaban de su escudo, por considerar que a quienes tenían frente, eran merecedores de toda confianza, y no precisaban cubrirse con su corasa. Con ese saludo fue recibido, en ocasión de un parlamento, Baden Powel, por el caciquee de los Zulues,

Los dirigentes de cada una de las unidades, para estar al frente de los niños deben poseer una capacitación que dicta Scouts de Argentina, denominada Insignia de Madera. Se la conoce con este nombre, debido a que Baden Powell, cuando dicta el primer curso para Dirigentes, cuando termina, éste no tenía que darle en reconocimiento, entonces, de un collar de cuentas de madera, que le habían regalado los aborígenes Zulúes, sacó dos cuentas, y con los cordones de sus botas, realizó un collar y lo definió como la insignia representativa de haber aprobado ese curso. Desde ese momento y hasta nuestro días, se entrega la “Insignia de Madera” a todos los que reúnen las condiciones de Dirigente Scout.

También debemos mencionar que los grupos llevan adelante diferentes tradiciones, por ejemplo, las personas mayores son “Totemnizadas”, es cuando se le impone un nombre o “Totem”, con una características positiva particular del individuo.

Para imponer un nombre, se reúne el Consejo de Sachem, que son Scouts más viejos y que ya están totemnizados, los cuales en una ceremonia secreta aceptan al nuevo integrante del Clan. Algunos nombres fueron: Mandril Sabio, Topo Tranquilo, Vizcacha Tenaz, Carpincho Sensible, Cardenal Elegante, Castor Servicial, Loro Servicial.

Otra tradición es la de llevar un Libro de Oro en el cual se relata las actividades de campamentos y salidas.

Una tradición traída por la U.S.C.A es la de imponer nombre a todas las unidades por ejemplo la Manada del grupo se llama “Manada de Lobos Agiles”, la Unidad Scout se llama “Inti Huasi”, los Caminantes “Inti Raymi”, y el Clan Rover “Lampacha”.

En estos momentos el Grupo Scout forma buenos ciudadanos a través de la educación en valores, que en la actualidad se están perdiendo, tratando que los mismos no desaparezcan, formando generaciones, tras generaciones de buenas personas para hacer del mundo un lugar digno, como decía su creador: “Dejad el Mundo mejor de lo que lo encontraste”.



Por los motivos expuestos, solicito de las Señoras y Señores Legisladores acompañar con su voto afirmativo el presente PROYECTO DE RESOLUCIÓN

BIBLIOGRAFIA

  • Baden Powel Robert: “Escultismo para Muchachos” – (“Scouting for Boys”)

  • Kipling Rudyard: ”El Libro de las Tierras Vírgenes”

  • Robles Sergio D: “Efemérides zarateñas del Siglo XX”

  • Barrientos, Alejandra B.: “Casi un siglo formando buenos ciudadanos”.

  • Comisión Scout Agrup. “N. Page”: Libros de Actas

  • http:/personales.ciudad.com.ar/mluis/historia.htlm

  • Transferencias orales: Gramajo Juan de Dios, Goñi Enrique, Gallard María Ilda, Barrientos María Itatí.




Yüklə 22,81 Kb.

Dostları ilə paylaş:




Verilənlər bazası müəlliflik hüququ ilə müdafiə olunur ©muhaz.org 2020
rəhbərliyinə müraciət

    Ana səhifə