Fase presencial



Yüklə 430.42 Kb.
səhifə1/4
tarix01.11.2017
ölçüsü430.42 Kb.
  1   2   3   4



Manual Coaching para el Liderazgo
Elaborado por Luis Flores-Guerra

Agosto, 2009



(Versión preliminar interna - sujeta a revisión)


InWEnt - Internationale Weiterbildung und Entwicklung Regionalbüro Andenländer

Oficina Regional Países Andinos

Av. Los Incas 172, Edificio Peruval

San Isidro, Lima 27, Perú

Fon: +51 1 441 9000

Fax: +51 1 441 1462

liderazgo@inwent.org.pe

www.inwent.org.pe

Modulo

COACHING PARA EL LIDERAZGO


OBJETIVO GENERAL:
Facilitar a través del proceso y la metodología del Coaching, el conocimiento y desarrollo de habilidades de Liderazgo para la sostenibilidad, en el marco del Programa Alumni de INWENT Perú.
El Curso semi presencial está orientado a apoyar el desarrollo individual y profesional de aquellos participantes que necesiten desarrollar sus talentos y el de sus colaboradores con la finalidad de fortalecer sus competencias de Liderazgo para la sostenibilidad.

OBJETIVOS ESPECIFICOS:
Al finalizar el curso los y las participantes serán capaces de:


  1. Comprender y analizar el impacto del proceso de coaching apreciativo en sí mismos y en sus colaboradores.

  2. Identificar sus principales talentos y cómo convertirlos en fortalezas en su actividad como Líderes para la sostenibilidad.

  3. Identificar, comprender, y aplicar el proceso y la metodología propuesta, para la elaboración de un Plan de acción de desarrollo.

  4. Transferir en su ámbito laboral y de desarrollo, los conocimientos adquiridos.

UNIDAD 1: Coaching y Liderazgo personal
Contenidos:


    1. Coaching. Historia, definición.

    1. El Coach Interior. Empezando en casa.

    1. Conversando con nosotros mismos.

    2. Manejando nuestros estados.





Objetivos de aprendizaje:
Las y los participantes:


  • Se aperturan a su propio aprendizaje y descubrimiento personal.

  • Comparten experiencias individuales que enriquecen al grupo (principio de auto regulación organísmica).

  • Identifican áreas de oportunidad y fortalezas como individuos y dentro de sus áreas de influencia (personal y laboral) que afiancen sus liderazgos.

  • Identifican y reconocen retos que están afrontando, generando recursos personales para sobrepasarlos.

    1. Coaching


Historia:
Origen del término coach

La historia apunta hacia los siglos XV y XVI, cuando empezó a hacerse muy popular la ciudad húngara de Kocs, situada a unos 70 kilómetros de Budapest, (entre Viena y Pest).

Kocs se convirtió en parada obligada para todos los viajes entre estas dos capitales. De esta manera se empezó a hacer muy común el uso de un carruaje caracterizado por ser el único provisto de un sistema de suspensión para dichos viajes.

Así comenzó a hablarse del kocsi szekér, o sea el ‘carruaje de Kocs’, símbolo de la excelencia.

De esta forma, el término kocsi pasó al alemán como kutsche, al italiano como cocchio y al español como coche. Por tanto, la palabra coach (coche) es de origen húngaro.
Es así como la palabra “coach”, derivado de “coche”, cumplía la función de transportar personas de un lugar a otro.

El coaching, de alguna manera, también transporta a las personas de un lugar a otro. Es decir, del lugar donde están, adonde quieren llegar. La única distinción, dentro de esta analogía, es que el coach no es quien carga con el viaje, ni es responsable del rumbo y decisiones que el “conductor” (cliente / coachee) tome a lo largo del proceso.



Si bien esta analogía, propia del término coach desde sus orígenes e incluso de la práctica misma del coaching, nos resulta reveladora, no es suficiente para definir cómo se consolidó la profesión.
Influencias de pensamiento:
Influencia de Sócrates:
La figura de Sócrates es la más referenciada cuando hablamos del origen del coaching. Lo cierto es que así como él, los coaches “ayudamos a que nuestros clientes examinen sus vidas para que merezcan ser vividas”. Para conseguirlo, nuestra metodología se basa en el Arte de la Mayéutica, a través del cual nuestro cliente encuentra su verdad o la verdad (dependiendo de la visión de mundo propia del cliente), con una función práctica para su vida. Consideramos, así como Sócrates, que no existe el enseñar sino sólo el aprender, y éste surge sólo reconociendo que el conocimiento no está en el coach sino en los propios coachees (clientes). En este sentido, el coaching, es un recipiente vacío donde mientras más “abierto” sea el coaching, mayor lugar daremos al trabajo con el conocimiento propio del cliente. En caso contrario, el coaching será limitado y deficiente.
Influencia de Platón:
En el pensamiento de Platón, reconocemos la estructura de sus diálogos, como sesiones de coaching primitivas. Una de las conclusiones más evidentes, del análisis de sus diálogos, es la importancia de las preguntas como herramienta de trabajo que potencia las conversaciones (diálogos), y que sirven de método para la adquisición del conocimiento en nuestros clientes. Las preguntas poderosas y la escucha activa, son las dos herramientas o habilidades más importantes que un coach debe aprender para transformarse en un verdadero catalizador del otro. De hecho, gran parte de la formación en coaching consiste en el desarrollo y fortalecimiento de éstas habilidades profesionales.
También, al igual que Platón, entendemos a la educación como formadora del carácter.
El trabajo del coach consiste en ser catalizadores del autoconocimiento, tanto del espíritu, como del cuerpo, la mente, el corazón y las relaciones sociales de sus clientes. El conocimiento de uno mismo es el marco a través del cual los clientes pueden acceder a un desempeño extraordinario, producto de un proceso de aprendizaje fuera del alcance técnico y formal.
El autoconocimiento se transforma, de esta manera, en la fuente real de todo proceso de coaching. Platón disentía en algunos aspectos ideológicos con su maestro Sócrates y sin embargo entendía el valor de las conversaciones tal como le enseñó su maestro. El coach entiende que el coaching no es una ideología, sino más bien un método basado en procesos de relaciones humanas que puede trabajar con las personas independientemente de sus credos, religiones y filosofías personales.
Influencia de Aristóteles:
Es sabido que Aristóteles, como realista, se contrapone diametralmente a la filosofía idealista de Platón. Sin embargo, el coaching consigue integrar las ideas que de ambos se desprenden. Por ejemplo, Aristóteles nos ha enseñado a trabajar principalmente en el nivel “apetitivo intelectivo” (honores, reconocimientos y autorrealización) del hombre. Nos dice básicamente que el hombre puede llegar a ser lo que desee, dependiendo de las cosas que grabe en ella. Podemos pasar del ser, entendiéndolo como “lo que nos viene dado” o primera naturaleza, al deber ser, nuestra segunda naturaleza.
Del ser (donde estoy), al deber ser (donde quiero llegar) hay un camino que recorrer, posible y con un fin en sí mismo. Siguiendo en la misma línea, Aristóteles nos ha mostrado que la búsqueda de la felicidad es uno de los motivadores más importantes en el hombre, incluso en el siglo XXI.
Finalmente, Aristóteles, nos explicó que la metodología básica para llegar a ser lo que debes ser, es la acción (hábito). La acción es una de las dos caras de la moneda en la profesión del coaching. Sin ella, las sesiones de coaching no tendrían sentido alguno.
Influencia de la Filosofía Existencialista:
La filosofía existencialista y la fenomenología han sido las dos fuentes de influencia que consolidaron la Psicología Humanista, y ésta última ha influenciado en gran medida a la propia metodología del coaching. A pesar de esta declaración, el coaching, se ha consolidado como una metodología con identidad propia dado que ha conseguido integrar todas las influencias que hasta aquí he mencionado en un todo armónico y metodológico.
El eje central del central del coaching es, así como determinó la filosofía existencialista, la existencia individual. Es así como los seres humanos tenemos la capacidad de darnos cuenta o tomar conciencia de nosotros mismos para re-plantearnos nuestro propio proyecto de vida. Por ello en el coaching es fundamental esta reflexión interna, y la toma de conciencia tanto interna como del entorno que nos rodea.

Si Aristóteles nos enseñó que la acción hace a la construcción de nuestro propio ser (a través del hábito), la filosofía existencialista nos presenta la otra cara de la moneda: la reflexión.


Otra influencia propia de la filosofía existencialista, es que en nuestro trabajo nos orientamos al qué y al cómo, y no tanto al porqué de las cosas y las conductas. Este principio es un axioma fundamental de la metodología del coaching.
La fenomenología, desconocida por muchos, nos ha enseñado (incluso mucho antes que el desarrollo de la Programación Neurolingüística), que es imprescindible abstenernos de todo prejuicio para con nuestros clientes, de manera que permitamos que ellos mismos encuentren sus conciencias más puras. De la misma manera, el coaching se aleja de los conocimientos técnicos o pre-conocimientos, para conseguir que la intuición se manifieste, y así poder percibir a la persona como un todo (visión global). Nuestra visión global permite, a su vez, que el otro (el cliente) se perciba a sí mismo tal como es, encontrándose consigo mismo.
Influencias del Entrenamiento Deportivo:
El coaching ha sido tradicionalmente asociado a los deportes. Cada atleta famoso posee un coach. En los últimos años, el coaching ha sido aplicado en los negocios, en cada aspecto de la vida como así también en los deportes. Hoy por hoy es usual ver a un coach ayudar a las personas a lograr sus objetivos, tanto laborales como personales.
El coaching moderno, debe mucho a los entrenadores (coaches) de los equipos deportivos. Es por ello que existe una idea generalizada y difundida de que el deporte ha tenido una influencia directa en el coaching.

La referencia más cercana de las influencias del deporte en el coaching la encontramos en Timothy Gallwey, quien desarrolló una metodología de entrenamiento denominada “The Inner Game” (El Juego Interior).


En ella postula:
“Siempre hay un juego interior en tu mente, no importa qué este sucediendo en el juego exterior. Cuán consciente seas de este juego podrá marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso en el juego exterior”.

John Whitmore, reconocido como uno de los coaches más importantes de Europa, recibió una influencia directa de Timothy Gallwey al asociarse junto a él, y difundir The Inner Game en Inglaterra. Se auto-define como un coach y no precisamente en términos deportivos, ya que el entrena a la gente en el desarrollo de aptitudes, de su talento o de su potencial. En 1978 funda una escuela de entrenamiento deportivo (a la que llamó The Inner Game), donde aplicó las técnicas de Gallwey; las aplicó a estudiantes de Tenis, Esquí, y luego empezó a aplicarlas a Directivos de Empresas Británicas.


Dice Whitmore que prefirió quedarse con el término coach, ya que a los británicos les aterraba el concepto de “juego interior”.

Definición:
El Coaching ha sido definido de diferentes maneras, y antes de definirlo, revisemos lo que en esencia el coaching es:


  • Ayudar a las personas a cambiar de la forma en que desean ayudándolos a dirigirse en la dirección que quieren.

  • Ayudar a las personas a todo nivel al transformarse en quienes quieren ser, siendo lo mejor que pueden ser.

  • Construir la conciencia.

  • Reforzar el poder de decisión y liderar el cambio.

  • Liberar el potencial de las persona para maximizar su desempeño.

  • Ayudar a aprender en lugar de enseñar.



Definiciones:


  • “El Coaching es una poderosa relación para que las personas hagan cambios en su vida.” (Laura Whitmore – Co-active Coaching)




  • “El Coaching construye la conciencia, faculta la elección y lleva al cambio. Desencadena el potencial de la persona para maximizar su desempeño. Más que enseñar, ayuda a aprender” . (Joseph O’Connor – Coaching con PNL).




  • “El Coaching consiste en liberar el potencial de una persona para incrementar al máximo su desempeño. Consiste en ayudarle a aprender por sí mismo (a) en lugar de enseñarle.” (John Whitmore – Coaching para el rendimiento).




  • “Una conversación significativa que anima a crear la vida que uno quiere”.




  • Coaching es una sociedad entre el coach y el cliente, donde el Coach ayuda a éste último a obtener los resultados que pretende en su vida profesional y personal, asegurando además, que el cliente pueda dar lo mejor de sí, aprendiendo y desarrollándose en la forma deseada.

El coach no necesita ser un experto en el campo de trabajo de sus clientes.

Es útil también distinguir el coaching de actividades similares.



Entrenamiento:
Entrenamiento es el proceso de obtener habilidades de conocimiento por medio del estudio, la experiencia o la enseñanza. Por definición, el entrenador es el experto y el curso de entrenamiento está enfocado en habilidades específicas para obtener resultados inmediatos. Es probable que el entrenamiento se suceda de uno hacia muchos, más que de uno a uno.
Consultoría:
Un consultor provee pericia y soluciona problemas de negocio, o bien, desarrolla un negocio de forma integral. Un consultor trata con la organización en general o con partes específicas de ésta y no con los individuos que la conforman. Los consultores influencian en las personas solo de forma indirecta.
Enseñanza:
La enseñanza es el proceso mediante el cual el conocimiento se pasa de maestro a alumno. El maestro sabe algo que el alumno no. En coaching lo opuesto es verdadero.

El cliente es el experto y es él quien posee las respuestas, no el coach.


Mentoría:
La Mentoría se define como el proceso por el cual un colega que posee mayor conocimiento, aconseja y es visto como un modelo a seguir. La mentoría implica un amplio aspecto de discusiones que pueden no estar limitadas al contexto de trabajo. Un mentor es un sponsor con gran experiencia profesional en el campo de trabajo de su cliente.

Tanto la mentoría como el coaching, se preocupan principalmente por los logros del presente y del futuro.


Counselling:
Counselling es utilizado para trabajar con un cliente que se siente disconforme e insatisfecho con su vida y busca consejos y orientación profesional. Un counsellor trabaja para solucionar el problema de un cliente.

Terapia:
La Terapia es utilizada para trabajar con un cliente que busca alivio de los síntomas físicos y psicológicos. Esta trabaja con la salud mental del cliente mientras que el coaching lo hace con el crecimiento mental del mismo.
Aunque el cliente quiere lograr sus objetivos, este no es el motivo principal por el cual comienza una terapia o counselling, lo hace para alejarse de su dolor e incomodidad.
Coaching no es curativo, sino más bien generativo. A diferencia del coaching, terapia y counselling suelen implicar entendimiento y trabajo con experiencias pasadas.


    1. El Coach Interior. Empezando en casa.


En la práctica del dominio personal existe una dimensión implícita de la mente, a saber, el subconsciente. A través del subconsciente, todos lidiamos con la complejidad. Lo que distingue a las personas que poseen un alto nivel de dominio personal es que han alcanzado un grado más elevado de relaciones entre su conciencia normal y su subconsciente. Aquello que la mayoría damos por sentado y explotamos de manera aleatoria, ellos lo abordan como una disciplina.
PETER M. SENGE, La quinta disciplina

Hacernos responsables de nuestra propia vida significa ser responsables de nosotros mismos. La mayoría nos hemos encontrado en situaciones donde vemos a personas que se desempeñan muy bien en el plano académico y que tienen amplios conocimientos en el tema, pero no saben desenvolverse en el plano personal. A pesar de sus conocimientos, carecen de ese dominio personal.


El trabajo del Coach interior nos permite entender que:


  • El pensamiento cotidiano consciente no es suficiente para manejar la complejidad de nuestra experiencia.

  • Es posible crear un nivel superior de relación entre nuestra conciencia normal y nuestro subconsciente.

  • Las personas que se comprometen en la creación de esta relación alcanzan más éxitos en su vida y con mayor facilidad.

El objetivo del trabajo del coach interior es crear y mantener una relación productiva con nosotros mismos. Esta es la clave de nuestro éxito, la manera de acercarnos y conversar con nosotros mismos.


El inconsciente forma parte de cada uno de nosotros. Cuando utilizamos la palabra “inconsciente”, nos referimos a todo aquello que nos es propio y con lo que no tenemos un contacto habitual e inmediato. Incluye también aspectos del funcionamiento de nuestro cuerpo y nuestra mente., así como también la capacidad de sorprendernos a nosotros mismos y a los demás.
El coach interior significa confiar en nuestro inconsciente, por lo tanto, es confiar en nosotros mismos. Es descubrir que en nuestro interior existe una fuente de información de sano juicio y sabiduría.

Beneficios del Coaching Interior:


  • Nos brinda información importante de nuestro potencial y de cómo nos relacionamos con el mundo.

  • Nos permite acceder a nuestros propios recursos y darles el valor que se merecen.

  • Nos da una mayor destreza para observarnos y manejarnos.

  • Nos permite desarrollar una mayor habilidad para tomar decisiones adecuadas y vivir nuestras vidas a plenitud.

Podemos avanzar en este proceso de aprendizaje con la ayuda de nuestro coach interior. Es probable que ya lo conozcamos, pero todavía no le damos la conciencia y el valor que se merece. El motivo por el cual no lo hacemos es que, durante mucho tiempo hemos dado más importancia a nuestro crítico interior.


Ahora que nos hacemos conscientes de esta situación, llega el momento de tomar acción al respecto.



    1. Conversando con nosotros mismos


La sabiduría llega a quienes se muestran dispuestos a ampliar su sentido de sí mismos más allá de la esfera del control consciente y a abarcar otro centro de cognición, inaccesible para el estado consciente, y sobre el que parece regir un escaso control intencional”.
Guy Claxton, Cerebro de liebre, mente de tortuga

Un hombre descubre que hay algo en él que sabe más que él mismo. Entonces se plantea una curiosa pregunta: ¿Quién es quién? ¿Cuál de estos dos soy realmente? ¿El que sabe más o el que sabe menos? ¿El hombre pequeño o el hombre grande?”



Emerson
Ejercicio:
El primer paso para conversar consigo mismo es permitir que su voz se oiga clara y fuerte en medio del ruido que produce su crítico interior. Realice el siguiente ejercicio:


  • Concédase 15 minutos de tiempo, en un lugar donde nada lo moleste. Deje que sus pensamientos vaguen libremente; centre la atención en alguna experiencia reciente, un proyecto en su trabajo o un encuentro con amigos o un ser querido.




  • Empiece a escuchar las voces que surgen. ¿Escucha la voz de su crítico interior? ¿Cómo suena? ¿Qué dice? ¿Con qué frecuencia usa un lenguaje negativo? ¿Utiliza palabras como “debe”, “debería”, “tiene”, “tendría”? ¿El tono es de burla, de reproche, de sarcasmo? ¿Es de queja, de tristeza, de rechazo? ¿Es algo distinto?




  • Imagine ahora una voz totalmente diferente. ¿Cómo suena? ¿Qué dice? ¿Se trata de una voz que usted conoce y ama o es deliciosamente nueva? Si sube el tono de esta voz, ¿qué siente? ¿Se queja su crítico interior? Si es así, deje que se desvanezca y se apague mientras sigue subiendo el tono de la voz de su coach interior. ¿Qué novedades le ofrece? ¿Qué sentimientos despierta en usted?




  • Practique con frecuencia esta actividad. Quince minutos diarios durante algún tiempo le permitirán escuchar lo que le diga su coach interior siempre que usted quiera.


    1. Manejando nuestros estados.

¿Cuál es la razón por la que unos días producimos buenos resultados y otros días no? ¿Somos diferentes personas en esos días?


La verdad es que somos la misma persona y deberíamos poder disponer de todos nuestros recursos la mayor parte del tiempo para alcanzar buenos resultados.
Entonces, ¿Qué es lo que hace la diferencia? La diferencia la hace el estado neurofisiológico en nos hallamos.
El Poder del Estado
El “Estado” es la suma de los millones de procesos neurológicos que se producen en nuestro interior. Es la suma total de nuestra experiencia en cualquier momento dado.
La clave para manejar nuestros estados y producir resultados potenciadores es aprender a manejar eficazmente nuestro cerebro.
Nuestra conducta es el resultado del Estado en que nos encontramos.


Estados Paralizadores

Depresión

Miedo

Angustia


Tristeza

Inseguridad





Estados Potenciadores

Confianza

Amor

Seguridad



Alegría

Éxtasis


Fe

Componentes del Estado:


  1. Nuestras representaciones internas.

  2. Nuestras condiciones fisiológicas y el uso que hagamos de ellas.

Nuestras representaciones internas y nuestra fisiología se retroalimentan mutuamente, todo lo que le afecte a una de ellas, afectará a la otra. Se influyen para producir el estado en que nos encontramos.

Por tanto, si queremos manejar nuestras conductas, tendremos que manejar nuestros estados, y para ello tendremos que modificar nuestras representaciones internas y nuestra fisiología.


Cómo creamos nuestros estados y comportamientos:



UNIDAD 2: El coaching apreciativo (CA) como un proceso de cambio.

 

Contenidos:




    1. Métodos positivos.

    2. Fundamentos y Principios del (CA).

    3. El proceso de coaching apreciativo (CA).

    4. Etapas 4 D en acción.

 

 Objetivos de aprendizaje:



Dostları ilə paylaş:
  1   2   3   4


Verilənlər bazası müəlliflik hüququ ilə müdafiə olunur ©muhaz.org 2017
rəhbərliyinə müraciət

    Ana səhifə